"Toto" Da Silveira se retractó con Jonathan

La web oficial de Peñarol publicó una carta que envió el periodista disculpándose por sus dichos en El Observador TV sobre el exdelantero del club

La web oficial de Peñarol publicó este lunes por la noche una carta que recibió de parte del periodista Jorge Da Silveira, en la que se retractó por los dichos emitidos el pasado jueves cuando en una entrevista con El Observador TV afirmó que Jonathan Rodríguez bebía y que no había pasado "controles internos". 

A continuación, la carta completa publicada por la web aurinegra.  

"Montevideo, 26 de enero de 2015

Sr. Presidente
Club Atlético Peñarol
Don Juan Pedro Damiani

De mi mayor consideración:

Días atrás, durante una extensa entrevista que me realizara el periodista Leandro Gómez para Observador TV, opiné sobre las extraordinarias condiciones deportivas del jugador del Club Atlético Peñarol, Sr. Jonathan Rodríguez, las que le han llevado a ganarse un lugar en el exigente proceso de selección que lidera el maestro Oscar Washington Tabárez.

En la nota, sin la debida información, realicé manifestaciones respecto de la vida privada del Sr. Jonathan Rodríguez de las que debo retractarme, una vez que reconocidos dirigentes de la Asociación Uruguaya de Fútbol, representantes de la Asociación Uruguaya de Futbolistas Profesionales y profesionales de la medicina y el deporte, que merecen no solamente mi respeto sino mi más alta consideración, me llevaron a aquilatar un presente de este jugador que, debo admitir, no conocía al momento de realizar mis afirmaciones.

Si algo he hecho a lo largo de mi trayectoria periodística es jugarme por mis convicciones. Y en este caso, ante la convicción de que he cometido una injusticia con el señor Jonathan Rodríguez y quienes han trabajado junto a él, siento que es mi deber irrenunciable el afirmar que he cometido un error que considero imperioso reparar como corresponde.

El trabajo que he realizado desde mi entrevista en El Observador TV me ha demostrado que el señor Jonathan Rodríguez ha modificado drásticamente las actitudes que, fuera de la cancha, tantas veces le reprobé. De ello me han dado testimonio no sólo sus compañeros del Club Atlético Peñarol y la selección uruguaya, sino altas autoridades de la Asociación Uruguaya de Fútbol y el honorable cuerpo técnico de nuestra selección nacional.

En su club, Peñarol, el trabajo de entrenadores y preparadores físicos ha sido realizado sin inconvenientes. El jugador no ha registrado inasistencias a entrenamientos. Su comportamiento en el vestuario, con sus compañeros, ha sido irreprochable.

No ha habido en su club, como erróneamente me informara una fuente, controles antidopaje que no fueran superados por el señor Jonathan Rodríguez. Pido disculpas por haberme hecho eco de una versión tan dañina no solamente para el jugador, sino para su familia y para el ser humano.

La falsedad de esta versión la he comprobado dialogando con más fuentes, incluyendo al prestigioso cuerpo técnico del Club Atlético Peñarol. También a partir de conversaciones que en las últimas horas mantuve con sus entrenadores y preparadores físicos en el club.

Además, su buen comportamiento fuera de la cancha, así como su contracción al trabajo y sus innegables condiciones, que siempre me han llevado a afirmar que se trata de un jugador singular, que posee un olfato de gol único, una capacidad de definición que lo vuelven letal en ofensiva, y que exhibe una velocidad impresionante, determinaron que el maestro Oscar Washington Tabárez citara al señor Jonathan Rodríguez a la selección uruguaya y que le incluyera en lugar de Luis Suárez en los últimos encuentros.

Cualquiera que conozca la exigencia del señor Tabárez en materia disciplinaria y profesional sabe que un jugador que no se comporta fuera de la cancha de manera adecuada no tiene lugar en una selección bajo su mando.

No me quedaría tranquilo conmigo mismo, y no sería fiel a tantos años de trayectoria periodística, y a quienes valoran mi opinión, si no reconociera este error como corresponde.

A Usted, al Consejo Directivo que preside, y a todos quienes haya inducido a error con mis manifestaciones, mis sinceras disculpas.

Le saluda con la seguridad de su más alta estima,

Dr. Jorge da Silveira"


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios