Tony: camino a los 300 partidos

La decisión de Jorge Da Silva de concentrar a Pacheco para el fin de semana tiene connotaciones históricas: Tony está a dos encuentros de llegar a los 300 partidos por el Uruguayo.

Tony, tenés un minuto que queremos hablar contigo?”. Pacheco caminaba rumbo a las duchas de Los Aromos cuando era abordado por el técnico Jorge Da Silva.

Adentro del recinto reservado para el entrenador en la concentración de Los Aromos lo aguardaban el resto de los integrantes del cuerpo técnico de Peñarol.

El último gran referente del club saludó amablemente, fiel a su característica, y se sentó a escuchar lo que le quería comunicar el entrenador.

Claro que en ese instante le deben haber pasado muchas cosas por la cabeza. Pero Tony fue sorprendido.

“Queremos comunicarte que tenemos la idea de citarte para jugar el fin de semana contra Fénix, pero queremos saber tu opinión al respecto”.

Los ojos de Pacheco se iluminaron como pocas veces en los últimos tiempos.

Después del intercambio con Da Silva y Sergio Cabrera, donde Pacheco expresó que se encontraba bien y que estaba a la orden de cualquier determinación que tomara el cuerpo técnico, se fue a duchar con la primicia a flor de piel.

Ya no tendría que mirar con la ilusión del principiante la lista que coloca el técnico para informar los concentrados. Ya tenía la seguridad de que la integraría.

Claro que guardó el secreto durante ese lapso de tiempo en que los jugadores pasan por una zona donde está colgada la nómina. Cambiaron los tiempos en Los Aromos. Ya no se vive aquel folcklore de la etapa de Gregorio Pérez, donde el DT, papel en mano, gritaba los nombres ante los jugadores que aguardaban sentados en el césped de la cancha para saber si les tocaba.

Pacheco no brindó grandes muestras de alegría delante de los entrenadores, pero interiormente estaría invadido por la felicidad.

“Tony salió de la reunión sabiendo de la decisión tomada. No es de grandes manifestaciones, pero sus compañeros deben tener la alegría lógica por su regreso”, reveló Sergio Cabrera, ayudante técnico de Da Silva a El Observador.

Justamente Cabrera había iniciado la crucial semana, la que marca el regreso de Tony al primer equipo, hablando con el referente del club.

“El lunes tuve una charla con él unos minutos antes del entrenamiento donde le pregunté cómo se sentía y le informamos cómo lo veíamos. Nosotros lo notamos bien, tiene el alta médica absoluta, está bien físicamente, lógicamente que no para 90 minutos, porque no tiene competencia, pero eso lo vamos a ir evaluando. Y consideramos que este era el partido para que volviera”, expresó Cabrera.

Y agregó: “Le falta roce de partidos, porque en los amistosos lo respetaron, precisa que lo revuelquen, hablando en criollo. Perdió el temor y eso es importante porque cualquier lesión te genera un  temor. A los golpes, a trancar. Pero Tony hizo un trabajo progresivo y está bien”.

A medida que salían, los jugadores tomaban contacto con la noticia. El último nombre de la lista: Antonio Pacheco.

Tony histórico

Pero el encuentro con Fénix tiene otras connotaciones: las históricas. Pacheco está a dos juegos de llegar a los 300 partidos por el campeonato uruguayo. No es un detalle menor. Y hace a esta historia de su regreso.

“La verdad que me sorprende el dato. No sabía nada. ¡Qué increíble! ¿Y eso es bueno o es malo?”, pregunta entre risas a El Observador, para agregar: “a lo mejor me estoy poniendo viejo”.

Pero no es la única noticia. Si se toman en cuenta todos sus partidos, Tony entra en la selecta galería de los que más jugaron con la camiseta del club.

“Me llena de orgullo. Habla de una profesión a la que respete tanto y más allá de los inconvenientes o situaciones de la carrera, están estas cosas que gratifican”.

“Hoy tengo la alegría de estar bien y por sobre todas las cosas de poder volver a compartir con mis compañeros este proceso de Peñarol. La noticia me la comunicaron esta mañana (ayer) y la tomé con felicidad”.

Tony no olvida el largo camino que debió recorrer para llegar a este momento.

“Se realizó  un buen proceso de recuperación desde el inicio. No hubo inconvenientes, sin retrocesos, y el día de alguna manera llegó, era lo que esperaba”.

Consultado sobre si es vital estar bien mentalmente para perder el temor que implica volver luego de una lesión de la gravedad de la que sufrió, Pacheco respondió: “En realidad yo he entrenado toda la pretemporada, haciendo ejercicios y la verdad que no pensé mucho más que lo que es, sabía que algún día esto iba a pesar y estamos de cara a que esto pase (su regreso)”.

El sábado será especial para Peñarol. La gente volverá a las tribunas del Centenario con la expectativa de volver a ver a Pacheco. Nervios, incertidumbre, otra vez la adrenalina corriendo por el cuerpo. Sensaciones con las que convivirá Pacheco. Pero Tony no pide paciencia.

“No, a la gente de Peñarol lo único que le digo es gracias. Gracias por todo el respaldo y que espero estar bien. En todo este tiempo trabajé pensando en la gente y en estar bien para ellos. Nunca me va a alcanzar para devolverles todo lo que me dieron”.

Pacheco: sus números en el uruguayo
1994 - 16 partidos 
1995 - 23 
1996 - 19 
1997 - 22 
1998 - 16
1999 - 24
2000 - 16
2001 - No jugó
2002 - No jugó
2003 - 15
2004 - No jugó
2005 - No jugó
2005/2006 - No jugó
2006/2007 - No jugó
2007/2008 - 31
2008/2009 - 28
2009/2010 - 31
2010/2011 - 27
2011/2012 - 29
2012/2013 - 1


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios