Todos querían ser parte de la bandera gigante

Alrededor de 1.500 hinchas de Nacional fueron hasta el Centenario para ingresarla. Solo 400 pudieron hacerlo y todo transcurrió con total normalidad

Alrededor de 1500 hinchas acudieron primero a la sede del Club Nacional de Football y luego al estadio Centenario para ser parte del ingreso de la bandera gigante al coloso de cemento.

El “Sapo” Sosa, líder de la barra, y una decena de seguidores organizaron todo desde el comienzo para que ningún detalle se escape. Desde el sótano de la sede se dieron las primeras indicaciones y de a poco el trapo comenzó a ingresar al camión. “Dale, pará, seguí, aguanten, tiren” se iba escuchando durante el pasa manos para que la bandera más grande del mundo se aloje en la caja del transporte.

Una media hora después, y con más gente de la que había en el lugar de la partida, el camión llegó a la puerta 13 del Centenario, donde además de los hinchas, estaban la guardia policial, los encargados de CAFO y varios medios de prensa.

Nuevamente el “Sapo” dio la cara y tras organizar todo con la seguridad, repartió los 400 chalecos a los hinchas encargados de ingresarla. Primero la descargaron del camión y la estiraron en la calle Ricaldoni. Luego, unos 20 minutos después, comenzaron a ingresarla con previa revisión de los policías, lo que enlenteció el trámite.

La primera punta se dirigió a la Colombes y el final quedó para la Ámsterdam. Los hinchas, emocionados con el momento, no dejaron de lado el partido y cantaron casi permanentemente. Ni las gotas que dejó caer el cielo a la hora del ingreso, hicieron amargar a los ilusionados hinchas tricolores.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios