Todo sigue igual: rechazaron reducir la cantidad de clubes en Primera

La Comisión que elaboró el proyecto se encontró con la negativa de la mayoría de los clubes

Finalmente, no habrá achique ni depuración en el fútbol uruguayo. El proyecto presentado por una Comisión especial de la AUF para renovar la competencia se encontró ayer con la negativa de varios clubes a uno de los puntos centrales: la posibilidad de ir reduciendo progresivamente la cantidad de clubes profesionales, hasta llegar a 14 en Primera y 10 en segunda en 2021.

"Lo que quedó claro es que mayoría de equipos, no fueron todos, no están muy de acuerdo con el tema de bajar la cantidad de integrantes. La mayoría están de acuerdo en el cambio de temporada, con intentar tener más competencia, pero no eso", dijo a Referí Jorge Casales, uno de los integrantes de la delegación que elaboró el proyecto.

"No nos pusimos de acuerdo. Nuestra idea era bajar la cantidad de clubes profesionales, para que los clubes sean más sólidos, que tuvieran mejor estructura. Pero en la mayoría primó el espíritu de supervivencia. Dijeron que no iban a votar algo que mañana los haga estar más abajo", agregó el dirigente.

La de ayer era una primera reunión de presidentes exploratoria del tema, en el que la comisión debía presentar el proyecto para ver la opinión de los clubes y ser profundizando o dejando de lados algunos temas.

El proyecto original planteaba primero subir a 19 clubes en 2017, para darle tiempo a los las instituciones de adaptarse y luego empezar a reducir la cantidad de equipos hasta llegar a 2021 con 14, en el entendido de que varios clubes de Primera y Segunda atraviesan serias dificultades económicas y no pueden mantenerse en el profesionalismo. El proyecto planteaba dejar 14 en Primera y 10 en Segunda, y que el resto pudiera seguir jugando en una competencia amateur, y tener la posibilidad de integrarse si llegar a cumplir con determinadas exigencias mínimas para el profesionalismo.

Algunos clubes se mostraron de acuerdo, como River Danubio, Nacional y Wanderers. Pero la mayoría estuvo en contra: según informó Tenfield, fueron Cerro, Defensor Sporting, El Tanque Sisley, Racing, Rentistas, Sud América y Villa Teresa. No participaron otros cinco clubes: Fénix, Juventud, Liverpool, Peñarol y Plaza.

Vuelven al año calendario

Le negativa de varias instituciones deja de lado esa parte del proyecto, que tiene otras dos patas: el cambio de calendario para dejar el "sistema europeo" y volver a jugar de enero a diciembre, y la intención de jugar más partidos por temporada. Esos dos puntos fueron aprobados, y ahora la Comisión trabajará para afinarlos.

De esa manera, en agosto de 2016 se jugará un Uruguayo Especial de seis meses, y ya en el inicio de 2017 comenzará la temporada en año calendario.

Lo mismo había ocurrido hace 10 años pero en sentido contrario, cuando se jugó el Uruguayo Especial para igualar la temporada a la europea.

Lo que queda por definir es el régimen de ascensos y descensos en ese semestre. La Comisión se plantea proponer un ascenso y un descenso. "En el Uruguayo Especial tenemos que llevar una transición, pero si das ascensos pero no descensos aumentas los clubes", dijo Casales. En el proyecto original se planteaba tener tres ascensos y no tener descensos ese semestre, para respetar ese periodo de transición que no afectara a los clubes, y luego sí empezar a disminuirlos año a año. "Aumentar para que queden los mismos no", opinó Casales.

Fórmulas de Más partidos
El otro tema que queda por definir es la cantidad de partidos que se jugarán en el año, y para eso se manejan varias alternativas, pero todas en forma de bosquejo: una liguilla para clasificar a las copas con arrastre de puntos, o una definición en forma de playoffs. "La idea es más competencia atractiva", dijo Casales, descartando posibilidades como agregar una tercera rueda, o jugar los miércoles una especie de Copa del Rey con equipos de la B y del interior.

Populares de la sección

Acerca del autor