Todo sigue igual que ayer

Uruguay ganó 1-0 con gol de Stuani pero su rendimiento dejó las mismas dudas que en Chile durante la Copa América
Ganó y punto. El cuerpo técnico de Uruguay utilizó el amistoso ante Panamá como banco de pruebas y el diagnóstico indica que, pese al efímero resultado positivo, el equipo volvió a mostrar las mismas dificultades que en la Copa América de Chile.

Desde el inicio del partido, Uruguay salió con la intención de ser protagonista ante un rival de mucha menos jerarquía, pero chocó contra sus propias falencias.

El equipo de Tabárez volvió a repetir el patrón de la Copa América, es decir, fue un equipo aplicado en la marca, cumplió tácticamente con lo que pide el entrenador, estuvo lleno de buenas intenciones y le faltó, una vez más, eficacia e inteligencia para poder ejecutar las chances.

Con una delantera inédita y justificada (Suárez y Cavani estarán suspendidos para los primeros partidos de las eliminatorias) compuesta por Cristhian Stuani y Diego Rolan, Uruguay careció de chances de gol claras.

Sin embargo la principal falencia del equipo celeste estuvo en la mitad de la cancha.
Desde el inicio, Tabárez colocó a Carlos Sánchez abierto por derecha, Egidio Arévalo Ríos y Nicolás Lodeiro se repartieron tareas en el doble cinco y Álvaro Pereira jugó como extremo izquierdo.

¿Qué pasó? Cáceres y Pereira se superpusieron por esa banda y Uruguay, no solo fue improductivo por izquierda, sino que tuvo la tendencia de quedarse rengo al solo atacar por derecha con el aporte de Sánchez.

Otro punto clave que Uruguay deberá mejorar es dónde colocar, si es que juega, a Nicolás Lodeiro.

Acostumbrado a jugar por la calle central con el arco de frente, desde su llegada a Boca se volvió volante central, un lugar que en Uruguay le cuesta demasiado.

Sin chances claras de gol, con Rolan y Stuani viviendo en la exótica isla que fue el área rival, el primer tiempo fue un somnífero.

En el complemento, Tabárez apeló a los relevos y le dio minutos a Brian Lozano, Jonathan Rodríguez y Mathías Corujo, quienes le cambiaron la cara al equipo.

Sin dudas, el ingreso del delantero de Deportivo La Coruña fue el revulsivo para un equipo aletargado.

La velocidad de Jonathan le permitió a Uruguay romper líneas, picar al vació y aprovechar los envíos de sus compañeros.

De esa forma llegó el gol, con una jugada que empujó a la red Stuani para despertar a los uruguayos del sueño.

El banco de pruebas empezó con triunfo, pero con el mismo diagnóstico que en Chile: hay que animarse a jugar con la pelota.

Panamá 0
José Calderón
Harold Cummings
Román Torres
Gabriel Gómez
Blas Pérez
Armando Cooper
Adolfo Machado
Rolando Blackburn
Luís Henríquez
Alberto Quintero
Aníbal Godoy
DT: Hernán Gómez

Uruguay 1
Fernando Muslera
Maximiliano Pereira
José María Giménez
Diego Godín
Martín Cáceres
Carlos Sánchez
Egidio Arévalo Ríos
Álvaro Pereira
Nicolás Lodeiro
Cristhian Stuani
Diego Rolan
DT: Óscar Tabárez

Cambios en Panamá: 16' Leonel Parris x Cummings, 57' Luis Tejada x Blackburn, 78' Renán Abdies x Quintero.

Cambios en Uruguay: 46' Jonathan Rodríguez x Lodeiro, 46' Álvaro González, 46' Sebastián Coates x Giménez, Mathías Corujo x Sánchez, 73' Brian Lozano x Rolan y 82' Camino Mayada x Pereira.

Cancha: Estadio Rommel Fernández

Árbitro: Jonathan Polanco (Guatemala)

Goles: 81' Christian Stuani (U).

Tarjetas amarillas: Román Torres (P), Aníbal Godoy (P), Gabriel Gómez (P) y Sebastián Coates (U).