Todo el año para correr

Se llevará a cabo el sábado la tradicional prueba Maroñas Running que se realiza en tres pistas distintas

Atrás en el tiempo ha quedado la típica temporada primaveral en la que se corrían varias competencias de medio fondo en poco tiempo.

Por citar las más famosas se pueden nombrar la 10k de Nike, 10k de Reebok y la San Felipe y Santiago.

Pero en enero se cerraba la temporada de alguna manera con las históricas San Fernando en Punta del Este y la doble San Antonio de Piriápolis. Y desde hace cinco años –la del sábado será la quinta edición de esta competencia– se disputa la Maroñas Running en el mismísimo hipódromo y en sus adyacencias.

La competencia se correrá como es habitual en un recorrido de 8 kilómetros y lo más interesante es que se llevará a cabo –una vez más– en tres pistas diferentes: arena (en el propio hipódromo), bosque y también en la calle.

Es la única competencia que se lleva a cabo en Uruguay precisamente en tres superficies distintas, lo que la torna en más atractiva.

Distintas categorías
Los niños entre 12 y 15 años también tendrán su carrera sobre una distancia de 2 kilómetros, en tanto que de forma separada también se correrá una competencia de 4 kilómetros. También participarán personas con capacidades diferentes.

Como es habitual, el registro del tiempo de carrera se realizará a través de sistema de chips, proporcionados por la firma Kronos. Con el kit que se entrega a cada participante, se incluirá un cupón para retiro del chip, el cual deberá ser devuelto una vez que culmine la competencia.

Como ocurrió el año pasado, unos 3.000 atletas tomarán parte de la prueba principal de 8 kilómetros del Maroñas Running.

Los horarios para la competencia de la jornada del sábado son los siguientes: desde la hora 12.30 y hasta las 14:30 se entregan los chips. A partir de las 14.45 comienza el calentamiento previo a la carrera. La categoría juvenil larga 10 minutos después.

Desde la hora 15 se largará la competencia para las pruebas de 8 y 4 kilómetros, en tanto que está previsto para las 17 la premiación exclusivamente para aquellos que corran los 8 k, aunque cada corredor que cruce la meta se llevará una medalla.

El sábado por ser el día de la prueba, están cerradas las inscripciones. De todas formas, quienes participan, con el solo hecho de haberse anotado, colaboran con la adecuación de las instalaciones gastronómicas del nuevo Caif Libemor que desde julio funcionará dentro del Hipódromo. El Caif atiende unos 200 niños de 0 a 3 años.

La excusa es correr. Y ya todo el año viene bien.


Populares de la sección

Comentarios