Todas las fotos de la asamblea de la AUF

En una noche delirante, en la que varios clubes dieron vuelta sus votos y el candidato principal se bajó sobre la marcha, los dirigentes definieron en media hora el ejecutivo provisorio con Wilmar Valdez a la cabeza

El lunes fue un día de sentencia para el fútbol uruguayo. Sebastián Bauzá presentó su renuncia a la presidencia de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y desencadenó una crisis que incluyó decisiones políticas de José Mujica en la Torre Ejecutiva y otras estratégicas, de algunos clubes, en el Náutico.

El ambiente, a dos meses del Mundial de Brasil 2014, estaba lejos de ser el ideal para un deporte tan popular como el fútbol. Pero ayer a la hora 16, Óscar Curutchet, presidente de Danubio, salió de la parrillada El Fogón con aire victorioso, hablando de la formación de un nuevo Consejo Ejecutivo provisorio y la intención de negociar, de la misma forma que había expresado Bauzá, los derechos de televisión de la selección uruguaya.

La Asamblea de Clubes pactada a la hora 19 para votar al nuevo cuerpo de neutrales parecía un mero trámite. Pero terminó en papelón. En el orden del día, lo primero era poner en consideración la renuncia de Bauzá y el resto del ejecutivo saliente, luego aprobar el Código Disciplinario para la próxima temporada –como exigía el gobierno para regresar la guardia policial a los escenarios de juego– y elegir las nuevas autoridades del fútbol hasta la finalización de la Copa del Mundo.

Los Tres Mosqueteros
El primero en tomar la palabra fue el presidente de Liverpool, José Luis Palma, quien calificó de “golpe de Estado” la salida de Bauzá y la caída del anterior ejecutivo.

El titular negriazul afirmó: “No vamos a aceptar la renuncia de Bauzá ni del resto de los compañeros del Ejecutivo”. Acto seguido, Palma convocó a votar a sus compañeros para pedirle a Bauzá una reconsideración en su postura, algo que, con los resultados a la vista, parecía imposible.

Para sorpresa de varios, Juan Pedro Damiani apoyó las palabras del titular de Liverpool. La primera votación resultó empatada con ocho clubes de Primera División por bando. A favor de aceptar la renuncia del ejecutivo se manifestaron Nacional, Cerro, Miramar Misiones, Rentistas, Cerro Largo, Juventud de Las Piedras, Sud América y El Tanque Sisley.

En contra de aceptar la renuncia se expresaron Peñarol, Danubio, Defensor Sporting, Liverpool, Fénix, Racing, Wanderers y River Plate. Con ese escenario, el voto definitivo corría por cuenta de la Segunda División, que solicitó un cuarto intermedio porque su representante no estaba mandatado para votar en este tema.

Luego del impasse y con varios celulares sonando en el medio, la nueva votación evidenció los primeros cambios de la noche e hizo subir el tono de los protagonistas. A favor de la renuncia se sumó la Segunda División pero Sud América se cambió de bando.

Cuando los allí presentes comenzaron a especular sobre la posible postura a favor del Ejecutivo saliente, Wanderers y Danubio se abstuvieron de votar, con la intención de “darle gobernabilidad al fútbol”. En definitiva quien esperaba el trámite de la votación, era Óscar Curutchet, el presidente de Danubio y hasta ese momento persona elegida para presidir la AUF.

Otra de las disputas tuvo lugar a la hora de aprobar el nuevo Código Disciplinario, ya que Peñarol y Danubio chocaron con los argumentos a la hora de dar a conocer su voto. El delegado aurinegro, Gonzalo Moratorio, explicó las bondades del reglamento español que incluye la quita de puntos,
–elemento que pidió expresamente el presidente de la República–, aunque involucra a los clubes en la prevención y potencial exoneración de las penas.

El representante de Danubio, Leonardo Goicoechea, mantuvo una acalorada discusión con Juan Pedro Damiani y calificó el nuevo código como “la mierda que tenemos ahora”, a lo que el titular aurinegro contestó que le pregunte a su presidente, Curutchet, el motivo de su aceptación en la reunión del martes en la Torre Ejecutiva.

Ese día, en el despacho presidencial sobre la plaza Independencia, José Mujica recibió a los titulares de todos los clubes de Primera División y al presidente de la Mutual, Enrique Saravia, donde dejó bien en claro que la mayor inquietud residía en la posible quita de puntos para los clubes involucrados.

Pero el cierre de película para una noche de improvisación, lo tuvo la designación de las nuevas autoridades de forma interina.

Cuando Curutchet era señalado como el gran favorito, el presidente de Danubio enfrentó a los periodistas y rechazó ocupar la titularidad de la AUF en medio del desconcierto general. “Fueron varias circunstancias las que me llevaron a no aceptar. Con nosotros en el cargo no estaba garantizada la gobernabilidad en una instancia crucial. No teníamos las normas adecuadas para darle al espectador un espectáculo digno”, dijo a la hora de fundamentar su propuesta.

El miércoles fuentes del Frente Líber Seregni, al que pertenece Curutchet, señalaron que el presidente de Danubio se bajó debido a un pedido del vicepresidente y líder del sector, Danilo Astori. El argumento era que no estaban dadas las condiciones para que Curutchet tuviera garantizada la gobernabilidad. Sin embargo, del entorno del presidente Mujica la versión fue algo diferente. Desde el mujiquismo se afirmó que Astori pidió a Curutchet que se bajara de la candidatura debido a que había apoyado la agrupación política que lanzó Gustavo Torena dentro del MPP.

El estupor se apoderó de las caras de los dirigentes y Alejandro Balbi solicitó poder debatir durante 10 minutos sin presencia de la prensa. Cuando los trabajadores se encontraban fuera de la sala de asambleas, se escucharon los aplausos y las caras sonrientes fueron testigos de la nueva designación ante la apertura de las puertas.

Unos 30 minutos después la decisión estaba tomada. Wilmar Valdez, el vicepresidente de un equipo sancionado por la Conmebol, Rentistas, fue designado como presidente provisorio de la AUF (el mandato termina el 31 de julio). El vicepresidente será Ignacio Alonso, exdelegado de Rampla Juniors. Además, los grandes aseguraron su presencia con Alejandro Balbi (Nacional) y Jorge Barrera (Peñarol). El otro neutral es Roberto Pastoriza, delegado de Juventud, asesor de Sud América y administrador de El Tanque.


Fuente: Danilo Costas

Populares de la sección

Comentarios