Tito ya pone la casa en orden

Jorge Goncalvez se hizo cargo del plantel como nuevo técnico y mostró su impronta; Juan Castillo seguramente volverá al arco

De pique tomó una resolución que puede ser polémica, pero mostró su personalidad. Le pidió a los dirigentes y al gerente deportivo Carlos Sánchez que permitieran que Jorge “Japo” Rodríguez dejara de entrenar en la Tercera división –en donde lo tuvo toda la semana pasada debido a que había sido sancionado por su alcoholemia positiva en un accidente que sufrió– y retornara el lunes a Los Aromos. Marcó la cancha.

¿Una decisión equivocada? ¿Estuvo bien? Al menos da tela para cortar y para pensar.

Así siempre fue Jorge “Tito” Goncalvez, y así seguirá siendo. Le gusta tomar decisiones, no se anda con chiquitas.

“Había tenido una charla con el Japo y lo vi con una gran actitud en la Tercera. Hizo todo lo que le pedí sin mostrar ningún vedettismo, ni poner peros. Expió sus culpas y me di cuenta que está para darle una mano a Peñarol y para que Peñarol también le dé una mano a él”, explicó el lunes en su primer día en Los Aromos como flamante DT aurinegro.

Óscar Ferro y Nicolás Rotundo, regresaron a su vez a Los Aromos luego de un buen tiempo y el profe Diego Tchakidjian ordenó más la práctica que el propio Goncalvez en el primer día.

Carlos Valdez, quien se recupera de su operación del tendón de Aquiles, fue el único que no concurrió a la concentración mirasol debido a temas particulares.

Tito habló en la intimidad con el plantel antes de salir a la cancha. Comenzó a ordenar la casa, aunque sabe que necesitará de triunfos para ello.

Y ya con el overol puesto empezó a gesticular, a gritar, a ordenar a los futbolistas: “¡Marcalo! ¡Dale! ¡Que se equivoque!”, le gritó a más de un  jugador.

“Vamos, jueguen a dos toques, que circule la pelota, no me quedo con ella”, agregó el nuevo entrenador.

Y luego estalló: “¡Cuando perdemos la pelota, pasa eso muchachos! ¡Después tenemos que correr todos!”.

La nota jocosa la dio cuando estaba sobre el borde de la cancha y le llegó una pelota. Le pegó fuerte y sonrió: “¡Pah! Me desgarré!”, dijo en broma.

El único futbolista que entrenó aparte el lunes fue Darío Rodríguez.

Asimismo, según pudo saber El Observador, una de las intenciones del nuevo DT es subir entre tres y cuatro juveniles al primer equipo.

Otra determinación de Tito Goncalvez es que no hará partidos amistosos. Por ejemplo, hay dos semanas en las que no habrá fútbol debido a los dos encuentros que jugará la selección nacional por las Eliminatorias para Brasil 2014, pero, en ese contexto, espera poder entrenar con su equipo y hacer fútbol allí, pero no ante otro equipo. Esa es una diferencia con la mayoría de sus antecesores.

Castillo más cerca del arco
Pese a que aún queda bastante para el encuentro ante El Tanque, todo indica que con Tito Goncalvez, Juan Catillo volverá al arco.


Populares de la sección

Comentarios