Tiempo de refuerzos en Nacional

A fin de año terminan 4 contratos y el único que al día de hoy tiene la continuidad asegurada es Alonso
La nueva comisión directiva de Nacional presidida por José Luis Rodríguez asumirá oficialmente el próximo lunes, pero ya comenzó a trabajar con un primer objetivo: el armado del plantel para el próximo semestre, en el que los tricolores competirán en el Clausura y en la Copa Libertadores.

Rodríguez se reunió el lunes durante cuatro horas con el gerente deportivo Alejandro Lembo, con quien fue compañero en el curso de gerencia deportiva. Lembo le presentó el proyecto de trabajo que no se detuvo a pesar de la campaña electoral y de la incertidumbre de quién continuaría al frente de la institución.

La idea es reforzar el plantel en algunos puestos claves y según las bajas. La zaga es uno de los lugares que Gustavo Munúa va a fortificar. El nombre de Mauricio Victorino se da como alta por fuentes cercanas al futbolista, aunque el club lo mantiene en reserva hasta que asuman los futuros dirigentes. Victorino quedó libre en Independiente de Argentina.

Una pretensión del entrenador es que permanezca Sebastián Gorga. Su contrato vence a fin de año y además, fue transferido a Genoa. La intención es charlar con el jugador y con su representante Pablo Bentancur para conseguir un permiso del club italiano para que se quede en los tricolores seis meses más.

El contrato del lateral derecho Jorge Fucile vence a fin de mes y se conversará con él por la posibilidad de renovarlo. El drama que ha tenido Fucile son las lesiones, que no le permitieron lograr continuidad. El semestre pasado se operó de las rodillas, pero en el actual una contractura en isquiotibiales y una luxación de hombro le hizo perder algunos partidos.

Alfonso Espino renovó su vinculación antes del último clásico, pero puede tener propuestas para irse al exterior, según informaron a Referí desde Nacional.

Actualmente el plantel cuenta con tres enganches (Ignacio González, Rodrigo Amaral y Matías Cabrera), pero en las últimas horas le ofrecieron a Maximiliano Rodríguez, de Gremio.

Iván Alonso renueva automáticamente porque disputó el 70% de los partidos jugados y así lo especifica una cláusula de su contrato. En cambio la vinculación de Sebastián Abreu llega a su término a fin de año. Los nuevos dirigentes no quieren que el Loco se vaya mal del club porque es un ídolo de los hinchas. Habrá una charla para definir su continuidad o no. Abreu tiene 39 años y antes de las elecciones el expresidente Eduardo Ache dijo durante una conferencia de prensa en Paysandú que el delantero no se había portado bien con el club porque no rescindió el contrato cuando no estaba jugando, pero a partir del lunes las autoridades serán otras.

Lembo admitió que en los últimos días recibió el ofrecimiento de más de 70 futbolistas. Es que esta es la zafra de compra y venta de jugadores.

Así como pueden llegar, también pueden irse. Santiago Romero es uno de los que está en la carpeta de algunos clubes del exterior.

El lunes Rodríguez toma el mando y el martes viaja junto a Ache y Lembo al sorteo de la Libertadores en Asunción.


Populares de la sección

Acerca del autor