Tiempo de charlas y de reflexiones

Cambio de mando. Ache asumirá el miércoles o el viernes y comenzará una ronda de conversaciones con el entrenador y los gerentes del club

A Gustavo Díaz no lo conozco, así que si ganamos las elecciones voy a hablar con él”, dijo Eduardo Ache a El Observador la semana pasada, cuando aún era solo el principal candidato a ganar los comicios del club que se desarrollaron el sábado en la sede de la avenida 8 de Octubre.

Por esa razón, la semana que el lunes comienza incluye en la agenda del flamante presidente de los tricolores una charla con el entrenador del plantel principal, en la que el dirigente que ocupará por tercera vez el sillón presidencial se interiorizará en la situación de Díaz, la forma en que ve el fútbol y la experiencia que vivió en los seis primeros meses en Nacional, en la que dirigió el Torneo Apertura y la Copa Sudamericana.

El entrenador de los tricolores tiene contrato con la institución hasta mediados de año.

En la charla con el técnico también estará el tema de las altas y las bajas. Ya está confirmado que no continuará en el plantel Adrián Romero, en tanto pretenden rescindir también a Vicente Sánchez y concretar el alejamiento de Jadson Viera.

La experiencia que recogió Ache en el fútbol lo llevó desde hace años a dar pasos en silencio, sin estridencias que rodeen sus acciones, al menos hasta que se concretan y mucho más en esta etapa en la que comienza a incursionar nuevamente en la interna de la institución que conoció al detalle y manejó durante seis años, pero de la que estuvo alejado en los últimos seis años.

Así como se reunirá con el técnico, Ache y los principales de la nueva directiva, que comparte con figuras reconocidas como Mario Menéndez, Luis Fernández y José Francisco Darcunex, se interiorizarán en la situación de la institución y entablará contactos con los responsables de cada una de las áreas.

Estaba previsto que la nueva directiva de Nacional asumiera el jueves, pero debido a compromisos que Ache había contraido  previamente en el interior para ese mismo día, el cambio de mando se producirá el miércoles o el viernes, explicó Menéndez a El Observador.

El cambio de autoridades, además del formalismo, implica para los dirigentes entrantes conocer los compromisos que la dirigencia tiene a corto plazo. En este caso, el viernes los directivos albos arreglaron con el plantel principal el pago de dos meses de sueldos para los próximos días, uno antes de fin de mes y el otro en la primera semana de enero.

Para hacer frente a esos compromisos, Nacional solicitó un préstamo que debe ser aprobado esta semana.

Después de seis años, esta semana se producirá un cambio histórico, porque se aleja Ricardo Alarcón después de dirigir dos períodos en el club y vuelve el presidente que condujo a la institución entre 2000 y 2006.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios