Tiembla La Bombonera

Los hinchas de Boca están que explotan con los actuales dirigentes del club, que quieren construir un nuevo estadio y reducir el actual a una sala de conciertos y una suerte de museo

La Bombonera no tiembla, late”, dicen los hinchas de Boca Juniors. Cuando el equipo xeneize entra al campo de juego, la pasión de “La 12” se hace sentir. Pero ahora, la idea que tienen los dirigentes del club que están a un año de terminar su mandato, sí que la hace temblar. A La Bombonera y a todo el barrio.
El proyecto de la directiva es construir otro escenario, a solo 200 metros de distancia, a un costo estimado de US$ 400 millones, con 75 mil butacas, y un reducido sector de populares. Sorprende que la dirigencia actual de Boca planee construir otro estadio y reducir el actual a una sala de conciertos o a una suerte de museo. La cuna de ídolos como Carlos Tévez y venerada por Diego Maradona está en peligro.
Símbolo de identidad del barrio, atracción para turistas que visitan la Boca del tango, inspiración para poetas y devoción para los hinchas. Pintada de amarillo y azul, la Bombonera se erige como un faro en medio del barrio de casas bajas, humildes y de frentes coloridos donde inmigrantes italianos se instalaron a comienzos del siglo XX y vieron nacer a uno de los clubes más populares de Argentina.
Allí, el 25 de mayo de 1940 se inauguró el estadio conocido por su apodo, que se debe a su semejanza con una caja de bombones, del que propios y hasta jugadores e hinchas rivales le reconocen una mística especial.
La idea del estadio nuevo había sido planteada en 2012 por el presidente del club, Daniel Angelici, delfín del jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, el empresario y expresidente de Boca Mauricio Macri, con promesa de mayores comodidades para los socios.
Lo que hizo sonar la alarma en el barrio fue que la Legislatura comenzó a tratar un proyecto para que la Comuna le venda al club xeneize dos terrenos baldíos, ubicados justo donde Boca planea el nuevo estadio.
El proyecto fue presentado en el parlamento comunal por Oscar Moscariello, vicepresidente de Boca y legislador por el partido de Macri, algunas semanas después de que se declarara a la Bombonera sitio de interés cultural. “Es un abuso que los legisladores que están involucrados con Boca se animen a votar el proyecto de venta de terrenos, que se hará a precio simbólico”, advirtió Silvana Canziani, presidenta de la Comisión de Vecinos de la calle Irala, ubicada a 100 metros de la cancha.
“Nadie está de acuerdo con demoler la Bombonera ni con usarla para otra actividad que no sea fútbol”, dijo indignado Jorge Ameal, expresidente de Boca (2008/2011), y opositor a la actual directiva.
Ameal considera que “sólo alguien sin apego por el club puede pensar en eso; a nadie se le ocurriría demoler el Coliseo romano”, afirmó. Este dirigente de la agrupación Juntos por Boca, que aspira a volver a dirigir el club en 2015, apuesta a “lograr la ampliación de la Bombonera”, cuyos 55 mil lugares no dan abasto, dijo.

El nuevo proyecto integral
Dotar a la ciudad de un estadio de última generación, adecuado a las normas FIFA y con capacidad para 80 mil espectadores sentados. Mantener y adaptar la actual Bombonera para ser utilizada como el mayor espacio techado de Buenos Aires para eventos deportivos y culturales. Revitalizar turísticamente los barrios de La Boca, San Telmo y Barracas. El proyecto integral (nuevo Estadio + Bombonera) constituiría el conjunto edilicio de uso público más importante de la ciudad de los últimos 100 años.


Populares de la sección

Comentarios