Thiago, la sorpresa brasileña en la garrocha

En sus primeros Juegos, el joven de 22 se quedó con el oro y batió el récord olímpico con un 6.03

El joven Thiago Braz hizo vibrar a Brasil este lunes con su inesperado oro olímpico en el salto con garrocha de los Juegos de Rio-2016, tras un apasionante duelo ante el plusmarquista mundial, el francés Renaud Lavillenie.

La victoria del joven de 22 años sobre el rey actual de la pértiga, con récord olímpico incluido (6,03 metros), fue tan emocionante que dejó en un segundo plano a los otros ganadores de la jornada.

Y hubo protagonistas importantes, como el keniano David Rudisha, que logró su segundo oro olímpico consecutivo en 800 metros.

También la joven bahameña Shaunae Miller, que se impuso en los 400 metros, evitando que la estadounidense Allyson Felix, plata, se convirtiera en la primera mujer en ganar cinco oros olímpicos.

Sin olvidar a la polaca Anita Wlodarczyk, que ganó el oro y batió el récord del mundo de lanzamiento de martillo, con 82,29 metros.

O a la bahreiní de origen keniano Ruth Jebet, que se llevó el oro de 3.000 metros obstáculos, con un tiempo de 8:59.75, nuevo récord asiático, quedando a menos de un segundo de la mejor marca mundial.

La atleta, de apenas 19 años, estuvo a solo 94 centésimas del récord del mundo de la rusa Gulnara Galkina (8:58.81), en su poder desde 2008.

Pero todas estas gestas y nombres quedaron como comparsas ante la emoción de la garrocha, que cerraba la jornada.

Con un público entregado a su saltador local, Braz sorprendió a todo el mundo, logrando el primer oro para Brasil en atletismo en estos Juegos y el segundo título para Latinoamérica tras la victoria de la colombiana Caterine Ibargüen en triple salto.

El brasileño, arropado por su público, tomo riesgos en una apuesta desesperada ante el campeón olímpico anterior, y le salió bien.

Lavillenie, de 29 años, oro en Londres-2012, iba en cabeza con 5,98 y parecía tener el título en sus manos.

Duelo con Lavillenie

El francés, plusmarquista mundial con 6,16, había pasado todas sus alturas al primer intento, mientras que Braz había igualado su mejor marca (5,93) y llevaba dos nulos acumulados en la final.

AFP_EY2JA.jpg
Thiago Braz da Silva con su récord olímpico / AFP
Thiago Braz da Silva con su récord olímpico / AFP

Pero Braz, sabedor de que si igualaba ese 5,98 se quedaba con la plata por sus dos saltos nulos anteriores, pasó directamente de 5,93 a 6,03, que superó al segundo intento.

Lavillenie, bajo presión, falló dos saltos sobre 6,03 y en un intento desesperado de ganar el oro se jugó el último ensayo sobre 6,08, que falló, permitiendo la victoria del brasileño.

El bronce fue para el estadounidense Sam Kendricks, con 5,85.

"Estoy muy feliz. Trabajé muy duro para este momento, no por el oro, pero para al menos ganar una medalla. Para Brasil es fantástico. Traté de dar lo mejor para mi pueblo, que creyó en nosotros", dijo Braz.

"Es increíble. La primera vez que supero los seis metros. Mi país quería que ganara", añadió. "El público me apoyó mucho y tuve que fijar mi mente en concentrarme sobre la técnica a utilizar y olvidar el apoyo de los aficionados", señaló el brasileño.

Este es el primer gran triunfo de Braz, que se había quedado en la ronda de clasificación en los dos Mundiales al aire libre que disputó, Moscú-2013 y Pekín-2015.

El brasileño había llegado a los Juegos de Rio con la cuarta mejor marca del año, con un 5,90 metros, que le situaba entre los candidatos a las medallas.

En el Mundial júnior de Barcelona-2012 se colgó la medalla de oro y en categoría absoluta, antes de este oro, lo más cerca que estuvo de un metal importante fue el cuarto lugar en el Mundial de pista cubierta de Sopot-2014.

Para Lavillenie este revés supone una nueva decepción. Pese al dominio que ejerce en el salto con garrocha en los últimos años, solo posee un título importante, el oro olímpico de Londres-2012, acumulando podios en Mundiales sin nunca llevarse el título.

Tras el oro del joven Braz en Rio-2016, Brasil confía ahora en la veterana Fabiana Murer, de 35 años, que empieza su competición el martes, para conseguir el doblete de títulos olímpicos en garrocha.

Aunque el principal protagonista del martes será el jamaicano Usain Bolt, que empezará a buscar su segundo oro en Rio-2016, con la primera ronda de los 200 metros.


Fuente: Por Pablo San Román, AFP