Teros-Pumas: Paysandú se viste de gala

Uruguay se enfrenta este sábado a Argentina en el arranque de la Consur Cup

Es una tarea cercana a lo imposible, cierto. Uruguay nunca le ganó a Argentina en toda la historia del rugby XV –apenas una vez en Seven–, y encima, esta vez los albicelestes llegan como Los Pumas. No como su máxima expresión, es cierto, porque faltan las figuras que brillan en el rugby europeo. Pero sí como la mejor versión que ofrece su cada vez más profesionalizado rugby local, y el mismo plantel que enfrentará en junio a Escocia e Irlanda por la ventana internacional de junio.

Pero ya eso significa suficiente atractivo. Argentina pidió modificar la estructura de los Sudamericanos –donde en los últimos años le había hecho más de 90 puntos a Brasil y Chile– para jugar directamente ante Uruguay y el segundo clasificado de la primera fase.

El año pasado el segundo equipo de argentina –Los Jaguares– estuvo a un paso de una derrota histórica contra Los Teros.

Por eso –y por las goleadas que sufrieron en junio ante Inglaterra– ahora tomaron nota, y con nuevo entrenador, transforman a este partido en la primera prueba hacia la ventana internacional.

Vienen oficialmente como Pumas, lo que significa un respeto que debe enorgullecer a Los Teros y al rugby uruguayo todo.

Pero el partido también es especial porque, por primera vez en la historia, Los Teros serán locales en Paysandú.

Allí los recibirá el Estadio Artigas, lo que significa jugar en cancha grande: por la locación (22 mil personas) y por el desafío del rugby, que será llevar una buena convocatoria y tener un buen rendimiento dentro de la cancha, de manera de oficiar como envión para una de las plazas más tradicionales de la ovalada nacional.

Es un paso más dentro de la gran apuesta que el rugby uruguayo ha hecho en los últimos años.

¿Y en la cancha? El desafío es durísimo, pero no mucho más que lo que fue Estados Unidos hace dos meses por la Eliminatoria.

Este equipo argentino seguramente esté medio escalón encima de Las Águilas, pero Los Teros ya demostraron que saben cómo jugar un partido contra rivales superiores en tamaño, velocidad y profesionalismo.

Este equipo conducido por Pablo Lemoine ha demostrado que cuanto mayor es el desafío, y la presión, más saca a relucir su casta, como lo hizo en Atlanta, donde hasta faltando 20 minutos daba un golpe gigantesco y clasificaba directo al Mundial de Inglaterra 2015.

Los Teros vienen de cumplir tres buenas actuaciones en el Sudamericano, donde marcaron grandes distancias frente a Paraguay, Brasil y sobre todo Chile, al que golearon 55-13 en el resultado más abultado de la historia.

Fue la oportunidad ideal para volver a tomar rodaje y ritmo de juego, a buscar opciones en los forwards y los backs pensando en la Eliminatotria de agosto ante Hong Kong.

Y ahora, en el cierre de esta etapa sudamericana, tocar el techo.

¿Una victoria? Es más que difícil, pero si se abocan al libreto como lo hicieron con Estados Unidos, Los Teros están, como mínimo, en condiciones de causarles un serio dolor de cabeza a los argentinos.

Con variantes
Los Teros presentan cuatro modificaciones con relación a la goleada registrada ante Chile la semana pasada.

En la primera línea pierden la experiencia del pilar Alejo Corral, quien no puede jugar por motivos laborales, y lo sustituye Rodolfo De Mula.

Además, en la segunda línea Cristofer Soares ingresa por Santiago Vilaseca, Guillermo Lijtenstein va como medio scrum por Alejo Durán y Santiago Gibernau lo hará por Federico Favaro.


Populares de la sección

Comentarios