"Teníamos equipo para estar más arriba"

El DT habló de todo: sobre el cuarto puesto, los penales, el incidente con Venezuela y el caso Amaral

"Estar entre los cuatro mejores es importante para el fútbol uruguayo, pero también creo que teníamos equipos para estar más arriba", reflexionó el entrenador de Uruguay, Fabián Coito, en la transmisión de televisión en vivo tras la derrota que Uruguay sufrió ante Italia en la definición por penales y culminó cuarto en el Mundial sub 20 de Corea del Sur.

El entrenador minimizó el hecho de haber perdido desde los 12 pasos porque "es difícil encontrarle una explicación a la definición de los penales".

Luego, en una entrevista que concedió a los enviados de AM 770 radio Oriental, dijo: "Por varias razones es importante que nuestras selecciones participen en estos eventos. Primero por estar donde se encuentran los mejores del mundo. Segundo porque es un torneo para unas pocas selecciones. Y tercero, porque posicionarnos entre los cuatro mejores y estar hasta el último día de la competencia, también tiene un valor agregado".

Posteriormente puntulizó: "Al margen de lo que se logró y cómo lo conseguimos, el Mundial deja cosas importante. Es una gran experiencia para la gente en Uruguay y para los que la vivimos aquí. Deja mucho para los entrenadores".

"En lo futbolista todos vivimos lo que sucedió, pero en la convivencia con este grupo y estar en un torneo de alto nivel como el campeonato del mundo, se aprende mucho, porque más allá de que siempre decimos que hay que disfrutar al máximo esto, el Mundial genera adrenalina, ansiedad, mucha presión por lograr resultados porque a los más jóvenes le prometen cosas, que genera ciertos comportamientos o conductas que se muestran en estos eventos".

"Esto es inolvidable, es increíble"

"Al margen de la bronca natural porque perdimos la posibilidad de ingresar terceros en el mundo, esto es inolvidable, es increíble. Uruguay debe seguir preparándose para estar en estos eventos, para jugar partidos de alto nivel en canchas perfectas, de jugar contra los mejores en lo físico y táctico. Es muy importante que Uruguay compita a este nivel. Además de todo, al mundo le mostramos un juego que gustó mucho. ¿Cómo? Intentamos no perder nuestra característica, la del fútbol uruguayo, y a eso agregarle juego, competir de igual a igual con cualquiera y eso está dado por los futbolistas que tuvimos en esta generación, con jugadores de alto nivel y gran futuro".

El mismo entrenador se preguntó durante sus expresiones cuál es la explicación al cuarto puesto de Uruguay en el Mundial, y dijo: "Fuimos cuartos porque fallamos en los penales, porque en el juego estuvimos de igual a igual con los que definieron el torneo y en algún caso estuvimos por encima".

Reconoció Coito que el Mundial de Corea del Sur fue de "un aprendizaje permanente", y subrayó: "Antes del partido sumaba la cantidad de partidos que había dirigido en Mundiales y es muy importante. Eso significa que cada vez que tuve la suerte de dirigir, llegamos a los mundiales, pasamos de grupo. Y no me detengo en un resultado"

El incidente con Venezuela: "No debe pasar"

El entrenador analizó los incidentes que se registraron con los jugadores de Venezuela en el hotel: "Uno de los grandes aprendizajes que quedan y que todos los entrenadores (en Uruguay) deberíamos saber es que cosas como las que se vivieron ayer (con Venezuela) no deben pasar. Como dije antes de salir de Montevideo, tenemos que venir a estos torneos a ganar con respeto y a perder con dignidad. Debemos hacer todo lo que se necesario dentro de la cancha, y después estar tranquilo porque no existen los equipos imbatibles. Y cuando te toca perder, te toca perder".

Además, en diálogo con los enviados de AM 770 se refirió al entorno de los jugadores y las dificultades que generan en ellos: "Cuando le hacemos creer a un chiquilín de 18 años que es un fenómeno nos estamos equivocando, porque el chiquilín no lo entiende y el contraste con la realidad se le hace duro".

Por su parte, en la conferencia de prensa dijo sobre los incidentes entre los jugadores de Uruguay y Veenzuela en el hotel: "Se han registrado situaciones con concierta complicaciones y por eso en primera instancia debemos pedir disculpas por ciertas cosas que no fueron las ideales, que no se desarrollaron dentro de los esperamos de los jóvenes, pero justamente eso confirma que están en una etapa de formación y que la ansiedad, nerviosismo y presión que se vive en estos torneos a veces puede desembocar en un problemita de comportamiento. Creo que tampoco fueron grandes problemas sino producto de la pasión de querer ganar partidos de fútbol".

Dijo que el incidente con Venezuela no afectó al grupo en el partido ante Italia, porque los jugadores se enfocaron en el juego.

Tras el partido de ayer, culminó el contrato de Fabián Coito con la selección, quien desde hace una década trabaja en las selecciones juveniles de la Asociación Uruguaya de Fútbol.