Te volví a ganar, Rafa

Djokovic fue elegido mejor jugador del año cuando Nadal sumó más méritos

Como en Montecarlo, Beijing o el Masters de Londres, Novak Djokovic logró este miércoles un triunfo enorme ante Rafael Nadal al ser declarado mejor tenista del año por la Federación Internacional de Tenis.

Sí. Cuando parecía que el español había hecho méritos más que suficientes para llevarse el galardón, el serbio terminó siendo el premiado.

¿Cuáles fueron los méritos de Nadal? En primer lugar, volver en el nivel que lo hizo tras estar afuera de las canchas ocho meses por una lesión de rodilla.

Es cierto, el español empezó bien de abajo en torneos ATP 250 como Viñar del Mar o San Pablo, o 500 como el de Acapulco.

Pero cuando elevó el nivel de competencia, en el cemento de Indian Wells (exigiendo al máximo a su rodilla), también ganó.

Conquistó 10 títulos con una racha impactante de 75 triunfos y siete derrotas. En canchas duras terminó 38-4, números brillantes para el rey del polvo de ladrillo.

Y en el mano a mano con Djokovic, si bien terminó 3-3 le ganó los dos partidos más importantes, los de Grand Slams.

Primero en semis de Roland Garros, en el que tal vez fue el mejor partido del año. Después, en la final –nada menos– del US Open.

El otro éxito fue en semis del Masters 1000 de Canadá, mientras que Djokovic lo venció en la final de Montecarlo y en las de Beijing (ATP 500) y el ATP World Tour Finals de Londres.

Los números fríos hablan: Nole tuvo un récord de 74 triunfos contra nueve derrotas y levantó siete copas, tres menos que Rafa.

Al igual que Nadal, ganó un Grand Slam (Australia). Pero en Masters 1000 también se vio superado en títulos por el español. Nole ganó en Montecarlo, Shanghái y París mientras que Nadal lo hizo en Indian Wells, Madrid, Roma, Canadá y Cincinnati.

¿Qué tuvo a favor Nole? No desbarrancó en ningún Grande como sí lo hizo Rafa en Wimbledon (perdió en primera ronda), tuvo más actividad en Copa Davis (llegó a la final donde Serbia perdió) y ganó la Copa Maestros que cerró el año.

¿Pesó eso o el hecho de que Nadal es duro al criticar a la ATP o a la ITF? Por todos lados, huele a injusticia. 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios