¿Tabárez sigue después del Mundial?

El técnico siguió el entrenamiento de ayer al costado de la cancha; habló de la intervención que tendrá en la columna y dijo que su única aspiración es seguir como DT

Mario Rebollo, uno de los asistentes técnicos de Tabárez, camina la cancha al dirigir el entrenamiento táctico que la selección realiza el lunes de mañana en el Complejo de la AUF (ver El técnico habló de una duda). A un costado, en uno de los bancos y junto a algunos de sus colaboradores, Óscar Washington Tabárez observa sentado el movimiento. A lo lejos, desde la calle, porque el entrenamiento se desarrolla a puertas cerradas, solo se puede apreciar que el DT  no participa de la práctica y no se puede distinguir si realiza indicaciones. Ya sobre el mediodía, cuando termina el movimiento y se permite el acceso a los periodistas, los jugadores realizan ejercicios de estiramiento y el técnico sigue sentado en el mismo lugar. Ahora es el profe José Herrera el que anima el trabajo y el desafío de tiros libres entre los derechos y los zurdos. Tabárez sigue allá, charlando junto al médico Alberto Pan, como tantas veces. De pronto, cuando no queda casi nadie en la cancha, se para y comienza a caminar ayudado por un bastón. Un rato más tarde, en la conferencia de prensa explicaría que tiene problemas físicos, que requieren una intervención quirúrgica a la que planea someterse en diciembre o enero.

Esos casi 200 metros desde el banco de suplentes hasta la sala de la conferencia de prensa fueron eternos, no solo por las dificultades que tiene el entrenador para caminar por un problema en la columna y en una rodilla, sino porque se detuvo a saludar a cada uno que se cruzó en su camino y le demostró todo su cariño. El último fue un padre con su hijo. “Maestro, ¿se puede sacar una foto?”, le dijo el hombre con un rostro que no disimulaba la felicidad del momento. Entonces, Tabárez tomó al niño en brazos y posó para las cámaras. Enseguida lo esperaban las otras cámaras y muchas preguntas a responder ante una multitud de periodistas, como hacía tiempo no se veía en el Complejo de la Asociación Uruguaya de Fútbol.


La operación y su continuidad
Tabárez será sometido en diciembre o enero a una intervención quirúrgica en la columna, para solucionar un problema físico que le genera muchos dolores y que le impide desarrollar una vida normal. De la fecha de la operación dependerá la presencia o no del técnico de Uruguay en el sorteo del Mundial de Brasil 2014, que se celebrará el 6 de diciembre. El técnico también tiene pendiente una intervención en la rodilla izquierda, en la que le deben aplicar una prótesis.

Sobre su futuro, dijo que habló con los dirigentes acerca de la posibilidad de continuar en la selección y que no está en sus planes trabajar en otra función que no sea la de entrenador.

Consultado acerca de si aceptó la propuesta que los dirigentes le hicieron la semana pasada en Amán para continuar en la selección, manifestó: “En este momento no tendría una respuesta, porque después del miércoles espero que el contrato termine con la finalización del Mundial. Hasta ahí el tema principal es ese. Todo lo que se pueda hablar o concretar va a ser después. Si viene un ofrecimiento quiero ver cuál es. Yo soy entrenador de fútbol y no otra cosa. Y no me siento como para venir a un cargo que tengo que crear yo prácticamente. O venir a una organización que no existe. Esa es la aclaración: ya lo hice con las personas que no me hicieron una propuesta formal pero con las que conversamos sobre el tema. Además, esta posibilidad de seguir siendo entrenador pasa por otras cosas, por la evaluación de los últimos años, si hay que seguir o no –para plantear los casos extremos–, y después si puedo estar desde el punto de vista físico a la altura de las circunstancias. Ahora tengo algunos problemas físicos que vengo arrastrando desde hace tiempo y que están a un nivel que me están complicando demasiado y que requieren una intervención más drástica, como una cirugía. Las expectativas son de mejorar en ese sentido y aprovechar las circunstancias que son diciembre y enero con la agenda más liberada para considerar cualquier posibilidad futura de trabajo en el fútbol, en la selección o en cualquier otro lado”.


Tabárez responde.
Casi 50 periodistas y camarógrafos  de Uruguay, Argentina y Jordania escuchan. Un periodista le pregunta sobre sensaciones en estos momentos. “Tengo una sensación del deber cumplido, no por el resultado, sino porque siempre cuando hay que tomar decisiones uno se plantea qué es lo correcto y opera en función de eso, aun en los casos en que uno se ha equivocado”, dijo.

Y sobre las expectativas del hincha de cara al Mundial, señaló: “Lo que trataremos nosotros es que no se nos convierta en un techo demasiado alto en cuanto a las exigencias, porque puede ser contraproducente. Tenemos experiencia con estos jugadores de lo que es un Mundial y cómo jugarlo, pero hay un montón de elementos nuevos que no conocemos, el país en el que se juega, los equipos clasificados. También no es un recorrido fácil progresar en el Mundial; vamos con la expectativa de hacerlo”.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios