Tabárez renovó la confianza al plantel

El DT comunicó a sus dirigidos que no hay reproches por los resultados y brindó crédito diciendo “son los mismos de antes”

"Muchachos, quiero decirles que ninguno de ustedes tiene que demostrarme nada. No hay reproches por lo que pasó en los últimos dos partidos. Entregaron todo. Somos los mismos que hace un tiempo recibíamos elogios y los de las críticas más cercanas. Pero nada cambió”. La única voz que se escuchaba en la sala de conferencias del complejo era la del Maestro.

Era la primera charla después de los puntos que dejaron un amargo sabor de boca en los uruguayos y que despertaron las primeras críticas desde algunos sectores. El lejano empate con Venezuela. La dolorosa derrota ante Colombia y los puntos que robó Ecuador en el Centenario eran fresco recuerdo en la cabeza de los jugadores.

Y Tabárez atacó el punto con un charla donde pretendió dejar las cosas en claro. Fue como una especie de decir “esto sigue, miremos para adelante”.

El monólogo del conductor de los celestes siguió adelante: “Todo es solucionable y todo este clima que se generó no es conveniente para nosotros. Desde afuera pueden decir lo que quieran, pero todo esto no nos debe afectar. Tenemos potencial y debemos recordar ciertas cosas que no se dieron tanto ahora”.

¿Hacia donde apuntó Tabárez con recordar ciertas cosas? A que se debe recuperar la intensidad física con la que el equipo afrontaba los partidos.

La doble etapa que se avecina no es sencilla para Uruguay. El propio Lugano la definió como la más compleja de la Eliminatoria.

Pero Uruguay, lejos de achicarse por el nivel de Argentina o por la complejidad de tener que jugar en la altura de la ciudad de La Paz, renovó su estado de ánimo para salir a pelear por los puntos.

El cuerpo técnico no dejó nada librado a la suerte. Tabárez lleva dos semanas analizando a los futuros rivales después de que la empresa Kizanaro le entregara un pormenorizado informe sobre Argentina y Bolivia.

“El informe consta de una parte escrita, estadística, que es un reporte de 40 a 45 hojas. Y esa parte se complementa con lo que ves en el video que el cuerpo técnico puede fraccionar como quiera”, reveló a El Observador unos de los encargados de la empresa, Krikor Attarian.

Consultado sobre si el informe reunía un apartado especial sobre el mejor jugador del mundo, Lionel Messi, Attarian respondió: “Nosotros elaboramos un trabajo sobre la base de los partidos de las eliminatorias que nos pide el cuerpo técnico. Hay asociaciones de juego, movimientos defensivos, jugadas de pelota quieta. Pero el tema de elaborar los detalles del partido o las individualidades, corren por cuenta del cuerpo técnico.

Está claro que los celestes no destinarán marcas personales para detener a Messi. No va con el estilo de Tabárez. Pero sí se tomarán precauciones defensivas partiendo de la premisa del conductor del seleccionado de, primero limitar, y luego ver la forma en que se puede vulnerar al rival.

En ese sentido, es probable que la oncena se parte con un diseño táctico 4-4-1-1, al margen de que la ductilidad de los hombres que coloca en cancha le permiten a Tabárez tener variantes.

Todo hace indicar que Walter Gargano ocupará el lugar del lesionado Diego Pérez y Martín Cáceres entrará por el suspendido Álvaro Pereira. Al tiempo que Álvaro González es candidato a la titularidad para reforzar la zona media.

En consecuencia, el equipo podría estar conformado por Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, Diego Lugano, Diego Godín y Martín Cáceres; Álvaro González, Walter Gargano, Egidio Arévalo Ríos y Edinson Cavani; Diego Forlán; Luis Suárez.

Las dudas se comenzarán a develar a partir del entrenamiento de hoy cuando el DT pueda trabajar con todos los jugadores.

Mañana el grupo seleccionado parte con destino a Mendoza donde, desde el aeropuerto, se trasladará al estadio Malvinas Argentinas para realizar el reconocimiento del campo de juego.

La charla de Tabárez con el plantel sirvió para despejar ciertas dudas que podían haber quedado. Como lo dijo en la propia conferencia: “No estamos en una situación dramática”.

¡Qué mala pata Juan!
A la hora 11.40 se paralizaron los corazones en el Complejo de la AUF. Juan Castillo fulminado en la cancha. Gritos de dolor y lágrimas que brotan ante la incredulidad de sus compañeros. Colaboradores corriendo en procura de la ambulancia. Se arma un remolino en torno a Castillo. La ambulancia espera para ingresar al campo pero le dicen que fueron por el carro que transporta a los lesionados. Se demoró 10 minutos y el hecho generó bronca. “No puede ser, cada vez que se necesita el carro está a 50 kilómetros”, disparó Eguren en medio del nerviosismo. Castillo se paró y fue al banco ayudado por Walter Ferreira. Le vendaron el tobillo izquierdo y ya con el carrito de la emergencia, lo llevaron al vestuario. El primer diagnóstico fue esguince, el definitivo  fractura de peroné. Castillo fue enyesado y comentó en twitter: “Lamentablemente sufrí una lesión en el cuello del tobillo, tengo para mes y medio de inactividad”. Esto determinó la citación del golero de Libertad de Paraguay, Rodrigo Muñoz.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios