Tabárez movió piezas: Fucile será titular

Uruguay entrenó con línea de cuatro pensando en Chile; también volvieron al equipo Godín y Cebolla Rodríguez

Uruguay realizó ayer su último entrenamiento en La Serena, antes de viajar y arribar a Santiago por la noche. Fue la despedida de una ciudad que recibió con calidez a la selección de Tabárez, antes de pasar, desde hoy, a ser más visitante que nunca en la capital chilena, donde la gente le tira una enorme presión al seleccionado local para que por fin pueda agregar un trofeo a sus vitrinas.

En Santiago, Uruguay empezará a afrontar lo que para los celestes es "una final", como dijo el capitán Diego Godín, y que para los chilenos es apenas un paso más en un camino a todo o nada. Y por eso, Tabárez se juega al peso de la experiencia: nombres que, ante todo, tienen recorrido y conocimiento del sistema

Ayer el Maestro ensayó tres cambios respecto al partido con Paraguay. El más importante: el de Jorge Fucile por el suspendido Álvaro Pereira, pero además volvió al equipo Diego Godín en lugar de Sebastián Coates, y Cebolla Rodríguez sustituyó a Abel Hernández.

De esa manera, si se mantiene el equipo que trabajó ayer, Tabárez no haría grandes variantes tácticas, y jugaría con línea de cuatro atrás, dos volantes centrales, dos por afuera y dos puntas, con la oportunidad para Rolan de jugar como delantero, algo que hasta ahora no ha podido cumplir porque siempre le tocó volantear.

Así las cosas, el once inicial que trabajó fue con Muslera al arco; línea de cuatro con Maxi Pereira, Diego Godín, Josema Giménez y Jorge Fucile; Egidio Arévalo Ríos y Álvaro González como volantes centrales; Carlos Sánchez y Cebolla Rodríguez por afuera; Rolan y Cavani arriba.

De hecho, la figura y los nombres tienen puntos de contacto con el equipo que le ganó a Chile en noviembre: aquella noche paró un 4-1-4-1 que de a ratos fue 4-5-1 con Egidio Arévalo Ríos de volante central, Sánchez y Lodeiro a sus costados, y Rolan y Cebolla abiertos. Ahora Arévalo compartiría mitad de la cancha con Tata González, con Sánchez y Cebolla más abiertos, y Rolan como punta, con el compromiso de bajar metros y ayudar en defensa.

El DT seguramente decidirá la oncena hoy. La otra posibilidad perdió peso con las horas y consistía en armar una línea de 3 con Josema, Godín y Coates, incluyendo también a Cebolla como lateral volante junto a Maxi Pereira.

La idea no cambiará: cerrarse bien, pero agregar además más presión sobre las salidas chilenas, y sacar rápidos contragolpes.

Pero ante todo, más allá del proceso de recambio que inició en los últimos tiempos, Tabárez apelará en la medida de lo posible al "viejo orden", y al conocimiento que tienen esos jugadores de las variantes tácticas que utilizó el DT en muchas oportunidades. Eso le da a jugadores como Fucile o el Cebolla un plus para entrar al equipo y buscar escribir otra página de historia.