Tabárez mandó un mensaje

El entrenador habló de todos los contratiempos que tuvo en la previa del partido ante Senegal

Tabárez siempre se destacó por la organización que tienen todos sus trabajos, sin embargo, los Juegos Olímpicos parece que quieren atentar contra sus diseños. Primero: las prácticas a puertas abiertas, excepto la previa al partido,  le quitaron intimidad al equipo y el DT no pudo trabajar todo lo que quería en Manchester. Segundo: la organización lo hizo viajar en ómnibus a Londres, con siete horas de interminable traslado. Tercero: las tentaciones del desfile inaugural que mantuvieron al plantel, en plena recuperación tras un partido, cinco horas de pie. Por eso, como no parece compartir mucho de los detalles de organización y todo tiene un límite, el técnico parece empezar a imponer su modelo de gestión.

“Pusimos siete horas para llegar de Manchester a Londres. Hoy se nos fijó un entrenamiento a las 11 de la mañana, los jugadores almorzaron entre las 14.30 y 15 horas. Nosotros hemos tenido muy buena voluntad de cumplir con los compromisos, sabemos lo que son los Juegos Olímpicos. Ayer (viernes), por distintas circunstancias la presencia en el desfile llevó más tiempo del planificado. Llegaron a la 1.30 de la madrugada, pero cuando cumplir con esos compromisos significa ya una imposibilidad casi total de compatibilizarlo sucede como hoy (ayer), que los jugadores no van a venir aquí a reconocer el estadio, que nos parece más utilizable que descansen y se recuperen”, sentenció el técnico en la conferencia de prensa que brindó ayer en el estadio de Wembley, lugar al que asistió solo porque el plantel se quedó descansando en la villa olímpica de Londres.

“En cuanto al tren a nosotros no se nos dio ninguna otra opción que el ómnibus y dijeron que íbamos a tener facilidades. A partir de lo que sucedió en el ómnibus acordamos que nos vamos a informar de otro tipo de posibilidades porque es muy importante aprovechar el tiempo. En la primera parte tuvimos una semana para prepararnos pero ahora jugar, viajar todo un día y al otro día preparar un partido o empezar a prepararlo... Y así será hasta el final. El aprovechamiento del tiempo en los traslados será muy importante”, subrayó.

Sobre la participación del equipo en el desfile inaugural, dijo: “Si aceptamos que tenemos una relación histórica con los Juegos Olímpicos es atendible que cualquier futbolista uruguayo quiera participar del desfile. Hubiese sido muy raro, y yo hablo por Uruguay, estar en la villa y no estar en el desfile. Lo hicimos considerando los plazos que estaban en la planificación, pero se ampliaron esos plazos. Llevó más tiempo del que podía pensarse y no tuvieron posibilidad de sentarse en el suelo para descansar. Los que jugaron el día anterior, que viajaron siete horas, más de tres horas parados complica un poco”. De todas formas destacó la actitud de sus jugadores: “Hoy entrenaron y si veía las ganas con lo que lo hicieron”.


Fuente: @luisinza, enviado a Londres

Populares de la sección

Comentarios