Tabárez "El que crea que somos un super equipo está delirando"

Tabárez dijo que aún no hay nada ganado y que sabe que vendrán momentos duros antes de clasificar

La primera rueda terminó en una situación inédita para Uruguay: líder, con ventaja, con localía invicta, el mejor saldo de goles, la mejor defensa y el mejor ataque. Pero, al igual que en la derrota, la postura de Tabárez tras la victoria 3-0 a Venezuela fue de mesura, aunque adosada de una serena tranquilidad.

"Aún estamos jugando la Eliminatoria. Esto se fue haciendo de a poco. Sabíamos y lo hablamos mucho que este partido era fundamental. Era la confirmación de lo que veníamos haciendo. Vamos ahora con la tranquilidad de los tres puntos a enfrentar un medio muy difícil como es Barranquilla", expresó Tabárez en conferencia de prensa.

Además, Tabárez apeló al recuerdo de antes del arranque de este camino. "Cuando estábamos en Marruecos hablamos de la Eliminatoria. Dijimos que esto es por puntos, para ganar, y sirve todo lo utilitario, todo lo práctico. Después se fueron dando las cosas. Es difícil decir, voy a hacer tal cosa, tal otra. Hay mucha paridad y pese a que estamos satisfechos, falta vivir todo de nuevo, recién terminó la primera rueda, faltan nueve partidos, ya hemos visto a todos los equipos y sabemos que todos son difíciles".

"El que crea que nos hemos transformado en un superequipo está delirando. Sabemos cómo conseguimos las cosas, lo que nos cuesta. En cuanto a la base del equipo tenemos una base de más de 30 jugadores: con ellos vamos a encarar los partidos. Obvio que hay futbolistas de importancia mundial, que son determinantes, pero hay muchos jóvenes haciendo su camino; son los que van a defender a Uruguay en el futuro", agregó Tabárez.

"No me gusta hablar demasiado porque son circunstancias. Vamos a enfrentar dificultades grandes que hay que enfrentarlas. No se ha logrado nada, sí decir que estoy muy conforme con el trabajo de los futbolistas y su mentalización. Ellos salen a ganar, más allá de cómo jueguen, y eso permite recuperarse de malos momentos en un partido. Eso es lo que se necesita para clasificar a un Mundial", puntualizó.

"Necesitamos ganar más partidos para poder clasificar. Hemos aprendido en las anteriores que de eso se pudo salir. No dependemos de las críticas sino de lo que hagamos", apuntó Tabárez.

Sobre lo hablado en el entretiempo, cuando Uruguay ya ganaba pero Venezuela complicada, Tabárez dijo: "Hablamos de retrasar más el equipo, no darles espacio para el contragolpe, si era posible contragolpear nosotros a ellos, como hicimos en muchos pasajes del segundo tiempo, y después facilitó mucho el hecho de conseguir un gol".

La voz de Lodeiro
Otro de los que dio sus impresiones fue Nicolás Lodeiro, que tuvo una noche muy especial. No solo se ganó la titularidad, y en su posición preferida de enganche, sino que abrió el partido con un gran cabezazo cuando todo estaba más complicado para Uruguay. "Una de las cosas que me pidió el Maestro es que llegara con los delanteros. Luis salió del área, Edi hizo el movimiento en el área, me tuve fe y quedo solita para mí". Además, Lodeiro graficó con una frase este momento en el que a Uruguay le sale todo: "En otras Eliminatorias lo sufríamos mucho y lo terminábamos lamentando. Ellos erraron y nosotros sin jugar bien encontramos el gol" .