Tabárez, agradecido

Diego Lugano analiza propuestas para irse de Francia y conseguir la continuidad que no tiene en París Saint Germain; el técnico de los celestes lo necesita en su plenitud

Diego Lugano quiere dejar de ser un turista en Francia. Pero sobre todo, quiere continuar jugando en la selección con el nivel que tuvo en el Mundial. Por eso su representante Juan Figer comenzó a tender líneas para que a fines del presente año el zaguero deje el París Saint Germain y se integre a un equipo donde logre ritmo de partidos.

La revista France Football publicó el viernes que Lugano, “completamente ignorado por Carlo Ancelotti desde el comienzo de la temporada” podría dejar el club en el mercado de invierno. Esto es lo que Figer sugirió en el sitio ruso Lifesports, donde aseguró que recibió “una treintena” de propuestas para el jugador.

La inactividad ha puesto en duda la continuidad de Lugano en la selección nacional y este es el principal motivo por el que el futbolista quiera irse de PSG. El zaguero ni siquiera fue incluido en la lista para la Liga de Campeones. Hace unos meses el capitán celeste afirmó que no tenía intensiones de marcharse de Francia: “Tengo un buen salario, vivo en Francia y juego en un equipo grande; todo eso me motivó a firmar”, indicó.

Pero sus últimas actuaciones en la selección, donde llegó sin jugar, demostraron claramente que necesita actuar para rendir en el equipo de Óscar Tabárez.

Participó en los últimos dos partidos de Uruguay, en los que la selección cayó 4-0 frente a Colombia en Barranquilla y empató 1-1 ante Ecuador en el Centenario. El gol ecuatoriano se registró a través de un tiro penal, por una falta cometida por Lugano, que llegó tarde a un cierre.

Sao Paulo es el equipo que más se ilusiona con su regreso. Lugano es uno de los últimos ídolos del club brasileño. Jugó allí entre 2003 y 2006, y ganó una Copa Libertadores y un Mundial de clubes.

En la segunda semana de setiembre Lugano concurrió a las instalaciones del estadio Morumbi por motivos comerciales, ya que Sao Paulo lanzó una camiseta con su nombre y el de otros uruguayos que pasaron por ahí. Allí repitió que en el único club que jugaría en Brasil sería en los paulistas.

Los directivos de Sao Paulo quieren armar un gran plantel para la próxima temporada y en los últimos días contrataron a la estrella de Santos, Paulo Enrique Ganso. Llegar a Brasil un año y medio antes del Mundial y jugar seguido es un gran atractivo para Lugano.

Pero además del interés permanente de ese club, también River Plate de Argentina y Fluminense de Brasil hicieron contactos para contratarlo. Este último le hizo una interesante propuesta económica en julio último, pero la desestimó.

Lo que dijo Lugano, no hace mucho tiempo, es que no volvería a jugar en un equipo uruguayo. Se siente el capitán de todos y no quiere “manchar” esa imagen, si bien su pasado está relacionado con Nacional, el club que lo introdujo en el profesionalismo desde Libertad de Canelones. 

21 partidos 
Son los que ha jugado Lugano en París Saint Germain, todos en la temporada 2011-2012. En la actual no disputó ninguno.

Forlán logró continuidad
Actualmente en el mercado brasileño actúan cuatro futbolistas que habitualmente son convocados por Óscar Tabárez para los partidos de la selección. Mauricio Victorino defiende a Cruzeiro, Nicolás Lodeiro a Botafogo, Diego Forlán a Internacional de Porto Alegre y Sebastián Abreu a Figueirense. Lodeiro y Forlán arribaron para esta temporada con la intención de conseguir lo que no tenían en Europa: continuidad. El primero no jugaba en Ajax de Holanda y el segundo tampoco actuaba con regularidad en Inter de Milán. A los dos les sirvió el pase a Brasil.


Populares de la sección

Comentarios