Suspenden hasta 2016 el fútbol de la Liga Universitaria por otra agresión a un juez

Fue el tercer caso desde octubre, por lo que los neutrales decidieron cancelar todas las categorías pendientes de culminar la temporada

La Liga Universitaria de Deportes (LUD) decidió suspender toda su actividad del fútbol luego de una nueva agresión a un juez, el tercer hecho de violencia que se registra desde el mes de octubre a la fecha.

Todas las categorías del fútbol universitario que aún no habían terminado su temporada quedarán inconclusas y retomarán la actividad el próximo año.

Universitarios y violentos

La nueva agresión fue la gota que desbordó el vaso en el fútbol de la Liga, que nuclea a miles de jugadores universitarios que domingo a domingo compiten en las distintas divisionales.

El pasado domingo 18 de octubre toda la actividad fue suspendida debido a una agresión al juez Daniel Chávez en un partido de Sub 20 jugado un día antes, en el que se enfrentaban Centro Cristobal Colón y Nacional Universitario. Según informó el portal de Todo Liga, un jugador del primer equipo le dio un golpe de puño al árbitro en la boca, lo que le ocasionó una herida.

Por ese hecho, el jugador agresor recibió un castigo de 26 partidos y su equipo fue multado con 20 UR ($18.860). Además fueron obligados a contar con custodia policial por tres partidos, servicio que también debió afrontar el equipo.

La Comisión Directiva de los Árbitros de la Liga Universitaria (Coralud) ya había advertido que en caso de agresiones se iban a tomar medidas y decidió parar la actividad. Además, por ese hecho, hubo una denuncia policial por parte de los jueces.

La pelota volvió a rodar y por unas fechas hubo fútbol sin problemas. Pero el domingo 1° de noviembre volvieron los problemas con otro juez agredido.

En un encuentro por la Divisional H, entre Boquense y Estudiantes Españoles, un futbolista del primer equipo golpeó al juez Sergio Pou, quien resultó fuertemente herido. El árbitro debió ser operado por fractura de maxilar, por lo que –según informó Todo Liga- tuvo que hacer una dieta especial para ingerir alimentos blandos, estar sin trabajar ni poder agacharse, y hacer ejercicios especiales para recuperarse.

También en ese fin de semana, en un partido de Sub 20 entre Latino y Círculo de Tenis de Montevideo, hubo incidentes. "Una vez finalizado el encuentro la terna arbitral fue insultada, provocada y perseguida por integrantes de Latino Fútbol Club", informó el boletín de la LUD.

Ante esos hechos, la LUD envió un comunicado alertando a jugadores e hinchas de que serían denunciados a la policía en caso de nuevos hechos de violencia: "El Consejo de Neutrales desea resaltar a sus afiliados, que todos los asistentes a una competencia deportiva (jugadores, técnicos, público en general) en caso de incurrir en hechos de violencia, sin perjuicio de las sanciones deportivas, son pasibles de ser juzgados en la Justicia Penal. Se recuerda la existencia de antecedentes concretos en distintos ámbitos deportivos en el país, incluyendo a la Liga en que hubo incidentes con responsabilidad penal y procesamientos con prisión de deportistas".

El pasado domingo se registró un nuevo incidente y la LUD, cansada de tantos problemas, decidió cortar los campeonatos que estaban en juego, los que finalizarán en 2016 en fecha a determinar.

En el partido de Divisional I por la Copa de Plata, donde no se jugaba por puntos importantes, se midieron Poseidón y Varela. Un jugador del primer equipo recibió amarilla tras cometer una falta, preotestó y terminó dándole un pisotón y una patada en la pantorrilla al juez Vilchez.

El árbitro hizo la denuncia policial y posteriormente se suspendieron las actividades.

Tras los dos primeros hechos de violencia, la Liga y los jueces habían tomado una serie de condiciones en conjunto para poder terminar la temporada -como que se expulsen los jugadores agresores o se les paguen los viáticos a los jueces golpeados que no puedan arbitrar-, pero el último incidente superó a ambas partes y se suspendió toda la actividad.


Populares de la sección