Sueñe, bohemio, sueñe

Wanderers venció 3-1 a Racing y a dos fechas del final sigue ilusionando a sus hinchas

Hinchas de Wanderers, tienen permitido soñar. Cuando faltan solo dos fechas para el final del Clausura, el bohemio le pisa los talones a Peñarol y domina la Tabla Anual hasta que hoy juegue Danubio. El sábado le ganó 3-1 a Racing en el Parque Viera con un segundo tiempo donde fue práctico y efectivo.

Wanderers se repuso rápidamente del gol de Gorocito cuando apenas iban dos minutos de juego y empató a los cinco por intermedio de Gómez y su especialidad: el tiro libre. En el complemento, Maxi Olivera con un zurdazo seco y contra el palo, y Pastorini después de una gran carrera y una mejor definición, le pusieron el broche al partido.

El juego de Racing resalta el triunfo del locatario. La presencia de Cayetano en el medio, la velocidad de Tabó por derecha o  por izquierda, el buen manejo de Zabala y Gutiérrez, y el generoso un metro y 90 centímetros de Gorocito en el área, tuvieron a maltraer a los defensores.

Los certeros cierres de Gastón Bueno y la seguridad de Cristóforo resultaron fundamentales.

De ida y vuelta resultó el primer tiempo, porque también Wanderers generó ocasiones cuando se juntaron Pastorini y Albarracin o Sergio Blanco y Gastón Rodríguez.

Cualquiera de los dos pudo marcharse al vestuario en ventaja. Sin embargo, fue al comienzo del complemento cuando el equipo de Arias desequilibró y recién pudo confirmar los tres puntos con el gol de Pastorini a los 73.

Después sí quedaron espacios para la velocidad de Blanco, Riolfo y Javier Cabrera, aunque no pudieron concretar las oportunidades que crearon.

La campaña de Wanderers ya se puede tildar de espectacular, aunque sus hinchas tienen todo el derecho de ilusionarse con el premio mayor. El derecho que nace en el fantástico juego del equipo.


Populares de la sección

Comentarios