Subiendo el listón

Los Teros. La evolución en el juego dejó gusto a muy poco en la derrota 17-10 ante Canadá

Afortunadamente, en los últimos tiempos Los Teros han malacostumbrado al público. Malacostumbrado a salir a jugar de igual a igual, a dominar con los forwards pero también apelar al juego abierto. A apostar, torneo tras torneo, a probar jugadores jóvenes –algunos sin casi minutos en Primera– y que respondan. A estar a la altura de la competencia, contra rivales ante algunos que en otros tiempos se entraba a la cancha a ver que podía ocurrir, y a perder por poco.

Por todo eso, la sensación que dejó la derrota 17-10 del viernes ante Canadá, en el debut de la Americas Rugby Championship, dejó un sabor amargo. Sí, se jugó de igual a igual y se estuvo a punto de ganarle al equipo A de Canadá, jugando con un equipo a mitad de camino entre el principal y el secundario de Los Teros. Se mejoró sensiblemente el resultado y el juego respecto al 28-10 ante el mismo rival el año pasado. Se mereció ganar, se sometió al rival durante 30 minutos, y se tuvieron chances de try en el juego corto y en el abierto. Pero no se supo liquidar el partido cuando se empataba 10-10, y por eso Canadá, que había hecho un mal partido, lo gano en el minuto 78 con el try que marcó el 17-10 final.

La sensación fue amarga porque Los Teros van demostrando estar para más. Como lo hicieron hace un año cuando le ganaron a EEUU en la ARC 2012, cuando fueron a Georgia y sometieron con el scrum a Sudáfrica A y le hicieron cinco tries a Irlanda A. En el debut de este torneo fue el tackle con fiereza, la defensa, las recuperaciones de pelota en el ruck, la obtención en el line, las ganas de atacar con pelota abierta.

Insólitamente falló el scrum, el arma a partir de la cual históricamente Los Teros construyeron su juego. El cambio de regla en la secuencia de entrada influyó para que los celestes no se sintieran cómodos, y aunque luego se recuperaron con el correr del partido, terminaron sintiendo los cambios del final y fue a partir de esa formación que el rival encontró la llave para ganarlo.

Pero, ante todo, Los Teros han demostrado que están para pelear. Y, por eso, Los Jaguares de Argentina, próximos rivales del martes, ya no aparecen como el cuco de otrora. Siguen siendo los favoritos, a los que nunca se les pudo ganar en XV. Pero si algo han garantizado los celestes es que estarán a la altura. l


Fuente: Ignacio Chans - Twitter.com/ignaciochans

Populares de la sección

Comentarios