Sub 20 deja US$ 16 millones a clubes

Las transferencias de los juveniles que jugaron el Mundial de Turquía siguen acrecentando las tesorerías de los equipos

Los clubes de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) ya recibieron
US$ 15.790.000 por las transferencias de futbolistas de la selección sub 20 que participaron en el Mundial de Turquía disputado en junio y julio pasado.

Esta cifra seguirá en aumento porque Nacional está negociando a Gonzalo Bueno y pretende cobrar US$ 8 millones, Defensor Sporting pide más de US$ 3 millones por su joya Giorgian De Arrascaeta (Barcelona de España sigue interesado en él), y River Plate intenta transferir al lateral Lucas Olaza.

Los últimos dos jugadores que se marcharon a probar suerte al fútbol europeo son el volante de Peñarol Sebastián Cristóforo, quien fue transferido a Sevilla por unos US$ 2 millones libres para el club, y el delantero de River Plate, cuya ficha fue comprada por Cagliari en US$ 2 millones libre para los del Prado. Cagliari cederá al goleador en préstamo a Ternana.

Antes de que comenzara el Mundial sub 20 de Turquía, varios clubes habían asegurado la transferencia de sus cracks, generando el ingreso de divisas.

Guillermo Varela pasó de Peñarol a Manchester United en US$ 2.300.000 para los aurinegros y Jim Morrison Varela del mismo equipo a Benfica en US$ 1.950.000.

Defensor Sporting transfirió a Diego Rolán a Mónaco por US$ 1.800.000 para el club, aunque la operación superó los US$ 5 millones, y a Diego Laxalt a Inter de Milán por US$ 1.600.000.

Nacional cobró US$ 1.6000.000 por la cláusula de rescisión de Nicolás López, transferido por su representante Pablo Bentancur a Roma en 2011.

Danubio, en tanto, vendió a Gianni Rodríguez a Benfica por US$ 500 mil, a José María Giménez a Atlético de Madrid por US$ 1.240.000 y a Emiliano Velázquez por US$ 800 mil a un grupo inversor.

Las instituciones uruguayas que trabajan mejor en las divisiones juveniles recogen los frutos de esa labor y también de la que lleva adelante la Asociación, presidida por Sebastián Bauzá.

La AUF invirtió en los 10 meses anteriores al Mundial unos US$ 1.900.000 en su proyecto de selecciones juveniles (al año serían unos US$ 2.300.000).

De esa cantidad, US$ 500 mil lo aporta el Ministerio de Turismo y Deporte y el resto surge de la Asociación. Una maquinaria que funciona aceitada y que deja sus réditos a los clubes, aunque después no tengan recursos para financiar sus presupuestos y pongan en duda la participación en los torneos.


Populares de la sección

Comentarios