Suárez: "Yo me quería meter, es problema mío, no del maestro"

El delantero de Uruguay brindó una conferencia de prensa para aclarar la reacción que tuvo el jueves durante el partido contra Venezuela
Luis Suárez brindó una conferencia de prensa este sábado en el hotel San José Marriot para aclarar su reacción durante el partido contra Venezuela, lo que comentó su hermano en Twitter y para hablar sobre la lesión.

"Hay muchas cosas que aclarar, que se dijeron y no son verdad. Ya lo dijo el maestro el día anterior, que yo no estaba disponible ni el 90% de lo que puedo dar, porque el que sabe de desgarros sabe que no podía jugar. Si estaba en el banco podía intgresar, así lo marca el reglamento y se han dicho disparates como que no podía jugar. La calentura fue por impotencia, por no poder hacer nada queriendo jugar y es lo que me pasó en el Mundial. Estoy agradecido al maestro porque si entraba ante Costa Rica en Brasil era peor; si el otro dia me decía para entrar ahora estaríamos hablando de otra cosa y yo estaria por los rincones lamentádome. El desgarro del posterior es engañoso proque te hace sentir que estas bien y no es así", expresó el delantero celeste.

Suárez agregó que "ustedes saben como soy yo, yo me quería meter, es problema mío, no es del maestro, todos lo conocen, no me iba a poner, estoy agradecido a él, sabe como soy".

Dijo que "nadie me mandó a calentar, el cuarto juez me advirtió que me dejara de gritar y me fui a calentar por eso porque lo estábamos volviendo loco".

Sobre la lesión indicó que se siente mejor, que ayer "fue el primer entrenamiento que terminé a nivel general. Es engañoso el posterior y si el maestro me ponía iba a jugar porque no me importa porque por la selección hago de todo". Ahora, "sabiendo que estamos eliminados se me hace difícil; si teníamos posibilidades, pero hoy en día es difícil; el equipo está dolido".

Suárez se separó de lo que escribió su hermano Paolo en Twitter: "Con mi hermano tengo una relación mínima, hablo cada tantos meses con él, pero eso que escribió se le habrá ocurrido a él. Me enojé porque el maestro se merece respeto y cualquier cosa que diga puede lastimar a alguien. Le pedí disculpas al maestro, él no se entera mucho de eso y fui el primero en decirle, porque jugando en una pata nadie es mejor que nadie".