Suárez le pegó a la prensa y a Cameron

El uruguayo ratificó su intención de cambiar de aires; ya no soporta a los paparazzi ingleses ni las críticas que sufrió hasta del premier británico

Luis Suárez volvió a hablar. Esta vez en conferencia de prensa tras el entrenamiento de la selección uruguaya. Y Luis es consciente de lo que genera: “Cada vez que hablo o hago algo, siempre se hace algo gigante”.

El delantero de Liverpool ratificó su intención de irse de Inglaterra. Dijo que lo seduce la liga española, pero negó tener un arreglo con Real Madrid. Y, de paso, explicó por qué se siente mal en suelo inglés: por la prensa y las críticas constantes hacia sus actitudes extrafutbolísticas, entre las cuales citó las que provinieron del primer ministro, David Cameron.

“Estoy feliz en Liverpool, amo a la ciudad y sus hinchas. Y tengo contrato. Dije que al Real Madrid no se le puede decir que no porque es normal que equipos grandes con los cuales uno siempre sueña es imposible decirles que no. Pero todavía no tengo nada, no hablé con Real Madrid ni Liverpool, y mi representante no me dijo nada”, explicó el delantero.

Consultado sobre si este era el momento para cambiar de aire respondió con un “obviamente”. Y luego agregó: “Pasé momentos muy difíciles, soy una persona con sentimientos y he sufrido porque se dijeron mentiras, no me han valorado como jugador sino que lo han hecho por mis actitudes y eso me calienta”.

“Siempre en los períodos de pases se habla y se rumorea mucho. Si esto es el principio no me quiero imaginar lo que será después”. Suárez también se permitió una sonrisa.

“Me encantaría jugar en otra liga”
Siempre desde un discurso en el cual valora su presente en Liverpool –“Si me quedo lo hago loco de la vida porque es un club espectacular”–, Suárez afirmó que si se va lo hará a España.

“En Inglaterra estoy en la mejor liga del mundo, pero la española está a la par. Inglaterra es un fútbol espectacular. Uno ha demostrado valentía, salí adelante con lo del racismo. Se hablaron aspectos en los que me sentí incómodo, tengo una hija por la que me preocupo y quiero sacarla de ese ámbito donde dicen cosas del padre que son feas. Prefiero cambiar. Me siento mal. Tengo sentimientos y me encantaría jugar en otra liga también”.

Sin embargo, “no sé ni cuando me voy a ir, ni sé si me voy a quedar”, dijo.  Suárez explicitó las razones de su malestar: “El seguimiento de los paparazzi en cada cosa que hacía, no podía llevar a la nena al jardín o ir al supermercado. Se dijeron disparates, hubo fotos y burlas”.  Hasta el primer ministro británico, David Cameron, cayó en el reparto: “Salió a hablar el ministro de no sé qué (así se refirió a Cameron), que Suárez era no sé qué para los niños, para el hijo. Que se preocupe por los ingleses. Uno intenta hacer su trabajo. Yo más perdón del que pedí no voy a pedir”. Palabra de Suárez.


Luis Suárez habla de Cameron y Real Madrid

Populares de la sección

Comentarios