Suárez, el rey del córner

Además de su faceta ofensiva, cada vez más visible, el uruguayo es una pieza clave para Luis Enrique en el esquema defensivo de Barcelona

Suárez, Suárez, Suárez…”, canta estremecido de alegría el Camp Nou. Con tan solo seis meses de partidos con el Barça, Luis ya es uno de los ídolos de la afición culé. En medio año se ha ganado el cariño de todos los socios y aficionados. Y no son solo sus goles, que son maravillosos, algunos de los mejores que se han visto en este estadio, sino su extraordinario carácter. Su fortaleza. Su total entrega por su nueva camiseta: la azulgrana.

Un ejemplo es su faceta en la estrategia defensiva. El Barça es un equipo que en los últimos años ha sufrido, y mucho, en la defensa de los córners. Ahora, con Luis, ha desaparecido el miedo escénico cada vez que le lanzan un saque de esquina a Bravo o Ter Stegen.

Juan Carlos Unzué, el segundo de Luis Enrique, es el miembro del cuerpo técnico que prepara las jugadas a balón parado. Y, de acuerdo con el uruguayo, ha decidido que sea Suárez el encargado de situarse junto al primer poste. El resultado hasta hoy ha sido un éxito rotundo. Los rivales llevan mucho tiempo sin conseguir un tanto. Su potencia de salto, su colocación, su intuición, frutos de su calidad, han evitado los sustos y los disgustos de otras temporadas. ¡Que dure!

Otras facetas
Luis Suárez es un jugador total en este Barça. Ha entendido desde el primer día que el líder del grupo es un argentino: Leo Messi. Y que otra de las grandes estrellas es un brasileño llamado Neymar Jr. Rápidamente ha sabido integrarse con una enorme generosidad en lo que es ahora uno de los tripletes de ataque más poderosos del planeta. Los tres se entienden como si hubieran jugado al fútbol desde que eran infantiles en el mismo club. Y quienes les conocen dicen que esa relación se da tanto en el césped como fuera de él. Suman y suman. Golean y golean. Disfrutan juntos y hacen disfrutar a miles de seguidores. ¡Es un espectáculo!

Se le ve alegre al uruguayo. Después de unos meses muy duros, ahora goza de lo que más le gusta. Y lo transmite a la gente que empieza a adorarlo. “¡ Suárez, Suárez, Suárez…!” En el último partido en Córdoba, el de la goleada por 8 a 0 de Barça, hizo su primer hatrick, tres goles, y se llevó el balón del encuentro a su casa.

Y ante las grandes finales que tiene que disputar Barça, está en plena forma. Bayern en Champions, Atlético de Madrid en Liga y Athletic de Bilbao en Copa son sus tres próximos retos. Su entrenador, Luis Enrique, confía ciegamente en él. Fue clave en su fichaje. El míster asturiano quería un delantero centro de sus características y fue el primero de la lista de sus peticiones cuando inició su mandato. Para el técnico, el uruguayo es mucho más que un formidable goleador. La semana pasada volvió de nuevo a destacar su figura en rueda de prensa: “Luis es consciente de cada situación, lo que significa un partido de fútbol y cómo él lo vive. Se ha equivocado alguna vez en el terreno de juego, como todos, pero está mostrando autocontrol y lo hace perfectamente. Le invitamos a que siga con este comportamiento”. Palabras de Luis Enrique.

En Catalunya ya se ven fans que llevan su camiseta. Es el nuevo Luisito Suárez.

El Barça ya tuvo otro Luisito Suárez, un gallego que fue un interior colosal. Formó parte de otro mítico equipo culé. Ganó en 1960 el Balón de Oro, trofeo que estos días ha donado a las vitrinas del muy visitado Museo del FC Barcelona.

Barcelona sueña con que el actual Luis Suárez entre ya pronto a formar parte de este lugar privilegiado si conquista con su Barça otro triplete que sería histórico: Copa, Liga y Champions.


Fuente: Carlos Pérez de Rozas, Mundo Deportivo

Populares de la sección

Comentarios