Suárez: "Al banco le pegué 38 veces, de caliente"

El delantero sabía que Tabárez no lo iba a incluir contra Venezuela y su reacción fue porue "yo me quería meter, soy así"
Luis Suárez brindó una conferencia de prensa el sábado en el hotel San José Marriott (California), donde se hospeda la selección uruguaya, para aclarar su reacción del jueves durante el partido contra Venezuela y lo que escribió su hermano Paolo en Twitter, molesto porque Óscar Tabárez no lo incluyó a Luis en el equipo.

Suárez empezó diciendo que "hay muchas cosas para aclarar, que se dijeron y no son verdad. El 'Maestro' dijo el día anterior (al partido) que yo no estaba disponible ni al 90% de lo que puedo dar. El que sabe de desgarro sabe que no podía jugar. También aclaró que si estaba en el banco podía ingresar, así lo marca el reglamento, pero se ha dicho el disparate de que no podía jugar. Mi calentura era por impotencia, por no poder hacer nada, queriendo jugar, y es lo que me pasó en el mundial. Estoy agradecido al 'Maestro' porque si entraba ante Costa Rica (en el Mundial) era peor y si el otro día me decía de entrar estaríamos hablando de otra cosa y yo me estaría lamentando por los rincones; el desgarro de posterior te hace sentir que estas bien y no es así".

"Ustedes saben como soy , yo me quería meter, es problema mío, no es del maestro, todo lo contrario, no me iba a poner, estoy agradecido a él, sabe como soy", dijo. También explicó que "nadie" lo mandó a calentar. "El cuarto juez me advirtió que me dejara de gritar y también por eso me fui a calentar, lo estábamos volviendo loco", dijo.

La imagen de la televisión muestra que Suárez le dijo algo al asistente técnico Mario Rebollo, gesticulando: "A Mario le dije qué hacía, que pusiera otro delantero. Fueron 45 segundos, hacen un cambio y llaman a Nico, entra por el Pato y justo se acalambra el Tata y me parecía que no iba a entrar otro medio". Dijo que Rebollo le preguntó, "¿qué te pasa nene?" y Suárez le respondió: "contigo nada, qué va a pasar". "Fue calentura mía, le pegué 38 veces al banco y salió esa nomás, incluso me gritaban 'cuidado que lo vamos a romper'".

El delantero celeste calificó de "disparate" la versión de que Barcelona influyó en que no jugara: "Otro disparate de los que se han dicho. Barcelona era el primero que sabía de la gravedad de mi lesión, todos dicen que no me dejan jugar por Barcelona y si era tan grave me decían que no viniera. Me autorizaron sabiendo que tenía posibilidad de jugar y conociéndome sabían que yo quería jugar; agradezco al club por tener confianza en mi".

Con respecto a su relación Tabárez, fue sincero: "El 'Maestro' en el entretiempo de algún partido me ha puteado, me ha pedido que me tranquilizara si no me sacaba, me dice: 'qué te pasa, no tengo ganas de ponerte' y fueron ejemplos que los he tomado bien porque me han hecho reaccionar en momentos justos. En la selección es muy respetado, los números lo avalan, tenemos una identidad gracias a él, la imagen ha mejorado mucho, la conducta del día a día también y sabemos que antes no era así".

Suárez también habló sobre su hermano, quien criticó a Tabárez en Twitter: "Con mi hermano tengo una relación mínima, hablo una vez cada tantos meses con él y lo que escribió se le habrá ocurrido a él. Me enojé porque el maestro se merece respeto, cualquier cosa que diga puede lastimar a alguien, le pedí disculpas al 'Maestro', él no se entera mucho de eso y fui el primero, pero en una pata nadie es mejor que nadie".

El goleador histórico de la selección habló también del desgarro que sufrió y que no le permitió jugar los primeros partidos de la Copa América: "Me siento mejor, ayer (viernes) fue el primer entrenamiento que terminé a nivel general, es engañoso el posterior y el enojo es porque por la selección hago de todo; si me ponía iba a jugar porque no me importa nada".

"Sabiendo que estamos eliminados se me hace difícil" jugar mañana contra Jamaica, dijo. Añadió que "es difícil arriesgar, aunque es un partido que tiene sentido por el orgullo de la camiseta de la selección".

De todas formas no descartó su presencia: "Tengo que esperar el tercer resultado médico para confirmar que está curada, pero van a ser 20 días del desgarro. Me encantaría jugar por orgullo, pero a la larga me puede jugar una mala pasada".

Dijo que la eliminación temprana "fue un golpe duro para el equipo, para la gente de Uruguay, para los que fueron a a Filadelfia".

"Estábamos ilusionados porque éramos locales. No se dieron las cosas en el segundo partido, en el primero se hicieron méritos para ganarlo, con 10 jugamos mejor. Después, Venezuela se encuentra con ese gol que nos bajoneó anímicamente y el segundo tiempo se jugó más al pelotazo y los centrales de ellos son altos y se hizo difícil. Pero estamos primeros en las Eliminatorias y es lo que más nos interesa. A esto hay que tomarlo como un despertador", dijo.

Suárez también dio su pronóstico para el torneo: "La candidata es Argentina". Además se inclina por los albicelestes. "Por tener más compañeros y amigos, como Leo y Masche, Brasil también, donde tengo a Coutinho; pero prefiero que gane Argentina", manifestó.