Stuani anotó gracias al ojo del halcón

El delantero de la selección uruguaya abrió la cuenta para Middlesbrough pero un golazo de Payet los privó de la victoria

West Ham y Middlesbrough firmaron este sábado un descafeinado empate en el Estadio Olímpico de Londres (1-1) que no sirve a ninguno de los dos para salir de las posiciones bajas de la tabla.

El arranque del partido fue muy trabado, con interrupciones continuas, y estuvo marcado por la aparatosa lesión del joven lateral Sam Byram, que tuvo que ser retirado en camilla. El español Álvaro Arbeloa debutó ante su público y se ubicó en el costado derecho.

Empezaron mejor los de Aitor Karanka, que a los 12 minutos gozaron de su primera ocasión de peligro con un disparo de Viktor Fischer que se marchó ligeramente desviado.

Reaccionaron muy bien los 'Hammers', de la mano de su mejor jugador esta tarde, Dimitri Payet. El futbolista de La Reunión encaró a un rival, lo dejó sentado con una bicicleta y soltó un latigazo que despejó un seguro Víctor Valdés.

El encuentro se convirtió de ida y vuelta, y el capitán de los locales, Mark Noble, estuvo a punto de anotar el primero de los suyos con dos ocasiones consecutivas: primero con un disparo que se fue alto y después con otro lanzamiento, mucho más suave y colocado, que repelió el larguero con un Valdés ya vencido.

Movió fichas Slaven Bilic en el descanso y a la vuelta de vestuarios dio entrada al delantero italiano Simone Zaza en lugar de un decepcionante Gokhan Tore.

Con el punta 'azzurro' sobre el campo mejoraron los 'Hammers', aunque fue el 'Boro' el que se adelantó en el electrónico merced a un tanto de cabeza del uruguayo Cristhian Stuani. La tecnología de línea de gol ayudó al árbitro a decretar el tanto ante las protestas airadas de los locales.

Sin embargo, Payet se echó el equipo a la espalda y apenas seis minutos después anotó el definitivo 1-1 con un gol excelso, maravilloso. El francés recibió junto a la línea de cal y se fue centrando y quitándose rivales hasta definir con un disparo suave y cruzado ante la salida de Valdés.

Pese a las acometidas de ambos conjuntos, el marcador del London Stadium no se volvió a mover y United y Boro firmaron unas tablas que no ayudan a ninguno.

Los de Bilic siguen con su pésimo arranque de campaña y no ganan en liga desde el pasado 21 de agosto, mientras que los de Karanka, tras tres derrotas consecutivas, suman un punto antes de la visita del Watford el próximo 16 de octubre.


Fuente: EFE