Sorpresa: Lodeiro se ganó un lugar

El entrenador de la selección nacional paró el equipo de Uruguay para enfrentar a Ecuador con la novedad de Sebastián Coates, Nicolás Lodeiro y Abel Hernández

Cuando todo hacía pensar que el equipo para enfrentar a Ecuador estaba en gran medida definido antes de llegar a Guayaquil, ayer el DT Óscar Tabárez sorprendió en el entrenamiento vespertino, al colocar a Nicolás Lodeiro como volante por izquierda, en contra de la suposición de que Álvaro "Palito" Pereira ocuparía ese lugar.

Si se confirma la noticia que informó Tenfield Digital en la noche, será un planteo más arriesgado que lo que podía esperarse con Pereira bien parado por la banda izquierda, con la chance de ser un carrilero por momentos, con Cáceres pasando a ser un tercer zaguero junto a Godín y Coates.

En el resto del equipo no hubo mayores novedades, y se dieron los cambios que se esperaban, con Coates como zaguero en lugar del lesionado Giménez, Arévalo de vuelta al equipo en lugar del suspendido Corujo, Cavani de vuelta por Stuani –que aún no está al 100% de su lesión muscular– y Abel ganándole el duelo a Diego Rolan como segundo punta, tal como había ocurrido en el debut en la altura ante Bolivia.

De esta forma, el once que paró Tabárez ayer en el estadio de Barcelona de Guayaquil fue con Muslera al arco, línea de cuatro con Maximiliano Pereira como lateral, Diego Godín y Sebastián Coates de zagueros, y Martín Cáceres por izquierda; Egidio Arévalo Ríos y Álvaro González como volantes centrales; Carlos Sánchez por derecha y Nicolás Lodeiro por izquierda; y arriba Abel Hernández junto a Edinson Cavani.

La interrogante es el balance del sector izquierdo, ya que pese a que Lodeiro ha jugado como volante central en varios momentos, lógicamente tiene mucho más inclinación por la creación y no siente tanto la marca.

Habrá que ver si esta jornada Tabárez repite su idea, en el último enfrenamiento antes del partido del jueves a la hora 18.

El espejo del pasado

La visita de Uruguay a Quito no es una más. Ecuador creció muchísimo en los últimos años en muchos aspectos: organizativamente, en infraestructura, sus jugadores son atletas. Pero por sobre todo, encontraron un nivel futbolístico que infunde respeto en el continente. Por eso no extrañó que Oscar Tabárez, en los últimos dos partidos que disputó Uruguay en Ecuador realizara un planteamiento tendiente a controlar los embates del rival.

Los antecedentes de las últimas Eliminatorias fueron con un once que podía pasar fácilmente de la línea de cuatro a otra de cinco. En este equipo que paró ayer Tabárez parece más difícil, pero quizás el DT se guarde alguna carta bajo la manga.

Modelo 2010

En el proceso clasificatorio para Sudáfrica 2010 el equipo charrúa jugó bien apretado en el fondo. Tabárez armó una línea de cinco y arrancó con Suárez y Forlán arriba pero el ingreso de Cavani resultó fundamental paa ganar 2 a 1. En pleno partido el técnico realizó un movimiento. Sacó a Jorge Rodríguez y dio ingreso a Jorge Fucile que pasó al lateral y subió a Palito Pereira al medio. Eso le permitió oxigener el mediocampo que se había quedado sin piernas.

Modelo 2014

En las clasificatorias para el Mundial de Brasil 2014 el entrenador uruguayo intentó minimizar el buen ecuatoriano. Tabárez empleó un sistema similar al del proceso anterior pero con la diferencia de que Cavani fue titular. Jugó como un cuarto volante y fue al sacrificio porque se le pidió el desdoble.

Como primera misión, el jugador de PSG tuvo que colaborar con Cebolla Rodríguez para tapar la subida de Juan Carlos Paredes.

No hay dos partidos iguales. Las situaciones no son las mismas. Cada partido es una historia. Pero al margen de ello, el equipo de Tabárez tiene antecedentes donde mirarse. l

El arco

Un partido con mucho trabajo

En este tipo de partidos, donde el rival carga sobre el arco rival desde el inicio del juego, es fundamental tener un golero que rinda. Los equipos que juegan en la altura intentan sacar provecho de los efectos de la misma al rematar desde larga distancia. Muslera debutó en la selección nacional en Quito donde fue figura con dos atajadas notables. El uno celeste se muestra sólido y ofrece seguridad a sus compañeros.

La defensa

Línea de cuatro

No contará con Giménez y se perfila Sebastián Coates. La primera opción es jugar con cuatro, con Maxi Pereira, Coates, Godín y Cáceres. Otra opción sería meter a Cáceres adentro y jugar con dos carrileros, aunque esa opción se achica si quien juega es Lodeiro y no Álvaro "Palito" Pereira, quien tiene más perfil para dar una mano por la banda.

Mediocampo

Balance y lanzamiento con Lodeiro

En La Paz el equipo se acomodó bien jugando con dos volantes por adentro y dos por afuera. Jugaron en línea. La idea fue contener el primer impulso del local y luego soltarse para ofender utilizando el ancho de cancha. La entrada de Lodeiro fortalece lo segundo: dos volantes que van por adentro tienen que quedar siempre en su zona para evitar sorpresas. Ecuador tiene un cambio de ritmo como pocos.

Delantera

Uno más adelantado

Los dos antecedentes de Uruguay jugando en Quito indican que el equipo atacó con dos delanteros. El detalle fue la forma en que se pararon: uno por delante del otro. ¿Qué se buscó? Que el jugador que va mejor de arriba baje pelotas largas para el delantero que fue más de punta. La idea es sorprender al rival y que los dos jugadores lleguen asistidos por los volantes que van a ir por afuera.


Populares de la sección