Son un relojito

Finalizó el domingo el Circuito Atlántico Sur Rolex Cup donde Bachajo, Matreo y Brujas se sumaron a la lista de campeones

Tras una semana extenuante, que exigió a los navegantes a dar lo mejor de sí en cada una de las competencias, el Circuito Atlántico Sur Rolex Cup 2013 tuvo el mejor cierre que un certamen de esta magnitud puede tener: en un día espectacular, más de 80 barcos cubrieron las aguas de esta ciudad durante la regata Vuelta a la Isla Gorriti, y cerrar así el certamen más importante de Sudamérica para barcos de quilla, que organizaron el Yacht Club Argentino junto con el Yacht Club Olivos, el Yacht Club Uruguayo y el Yacht Club de Punta del Este.

La prueba final también sirvió para conocer a los nuevos dueños del campeonato de vela más tradicional del continente, ya que a los conquistas del sábado del Repuestos, de Augusto Bassanetti, en la clase Soto 33 OD, y del Crédit Agricole, de Juan Ignacio Cachaza, en la clase OD 27, se sumaron las victorias del Bachajo, de Alejandro Menéndez, en la Fórmula ORC Internacional (aunque el sábado ya se sabía que era campeón); del Matrero, de Toribio de Achával, en ORC Club, y del Brujas, de Diego Fontana, en IRC.

La Vuelta Gorriti, regata de 15,3 millas náuticas (poco más de 28 kilómetros) prueba que tradicionalmente clausura este certamen, tuvo como punto de partida el puerto de Punta del Este y llevó a los competidores a rodear la isla Gorriti, recorrer La Mansa, pasar por Punta Ballena hasta llegar a Solanas, para luego regresar al puerto, en una navegación de tipo costera que lleva a los veleros a acercase a pocos metros de la costa, brindando un espectáculo único.

Así, numeroso público pudo seguir desde las distintas playas de La Mansa las alternativas de la competición.
 
Los ganadores de las clasificaciones generales de esta prueba final fueron: el Shangai Baby, de Jorge Neumann, en ORC Internacional; el Llanero 2, de David Said, en ORC Club, y el Luchador, del uruguayo Ricardo Fabini, en IRC.

Debut con título
Sin duda, para la tripulación del Bachajo, comandada por Alejandro Menéndez, este será un Circuito inolvidable. Sucede que estos navegantes del Club de Regatas La Plata llegaron al Circuito con un barco nuevo, del cual no tenían mucha idea de cómo podía responder a las exigencias de un campeonato como este.

Sin embargo, este Corum 350 diseñado por Patricio Gutiérrez demostró que está para grandes cosas.

Con cuatro primeros puestos, un segundo, un tercero y un sexto, sumó 8,5 puntos, tres menos que su principal perseguidor, el First 40,7 brasileño V8 Nitro, de Paulo Treu, y bastantes menos que el Malbec 360 Shangai Baby, de Jorge Neumann, que terminó tercero empatado en 25 unidades con el también brasileño Tembó Guazú, un JV 48 de Osvaldo Bagnoli. En ese caso, el Shangai Baby consiguió subirse al podio debido a que logró mejores puestos durante el torneo.

El V8 Nitro también fue el ganador de la Serie A, seguido por el Tembó Guazú y por el Match 42 Verónica, de Patricio Guisasola. En la Serie B, en tanto, se impuso el Bachajo, escoltado por el Shangai Baby.

Alejandro Menéndez, skipper del Bachajo, comentó sus sensaciones tras el título obtenido: "El campeonato fue mejor de los que esperábamos. Veníamos con expectativas, sí, pero no de ganar la clasificación general. La verdad, estamos muy contentos, porque hicimos una apuesta fuerte a un barco nuevo (lo botamos el 12 de diciembre) y que nos llevó un trabajo de 10 meses. Es que inicialmente lo pensamos como un barco de crucero, pero cuando vimos que medía bien empezamos a hacerle modificaciones y a optimizarlo y terminamos teniendo un barco de regata que, la verdad, anduvo bárbaro".

Y agregó: "Lo habíamos navegado muy poco antes de venir, pero por suerte las cosas se nos dieron como para que ahora estemos disfrutando este momento… Fue como ponerle un lindo broche de oro a todo este tiempo de trabajo".

El regreso del Matrero
Luego de un año de ausencia, Toribio de Achával volvió a participar de este Circuito. Y lo hizo, como es habitual, a bordo de su nave, el mítico Matrero. Y su regreso fue triunfal: en el día de su cumpleaños, se obsequió su sexta Copa Rolex en la Fórmula ORC Club.

Legendario como pocos, este velero de 50 pies diseñado por Germán Frers, sigue dando que hablar en aguas sudamericanas. Esta vez, tuvo que dar pelea hasta la última regata para quedarse con el título, ya que tuvo dos durísimos adversarios en el Llanero 2, un Pandora 34 de David Said, y en el Pilot 36 Banco Piano-Don Quixote, de Santiago Mollard, sus escoltas en la clasificación general. Pero, con tres primeros, dos segundos, un tercero y un sexto lugares, totalizó 10 puntos, mientras que el Llanero finalizó con 14, y el Banco Piano, con 24.

El Matrero también se adjudicó la Serie A, escoltado por el Banco Piano-Don Quixote y por el Völker 40 María María, de Martín Nacarato. En la Serie B, los tres primeros puestos correspondieron al Llanero 2, al Pandora 34 Ladino, de Pablo Maffei, y al MSC Tango, de Luis Lajous, un Bramador 34. En la Serie C, primero fue el Carabelli 32 Djinn, de Eduardo Sieburger, seguido por el Cómplice, un Van 30 de Diego Tossi, y por el D'Angelo 30 Crossbow 2, de Guillermo Apraiz.

"Este fue un Circuito muy difícil, ya que llegamos a la última regata con varios competidores que tenían chances de ganar el campeonato. Así que la última prueba la corrimos muy concentrados y dejando todo en cada maniobra y cada milla. Por suerte se nos dio y la verdad estamos muy contentos", dijo Tobín Achával.

"Todo esto es mérito de esta magnífica tripulación, muchos de cuyos miembros me vienen acompañando desde hace más de 20 años y con quienes logramos conformar un grupo espectacular. Por suerte, el barco se comportó muy bien, la táctica anduvo muy bien y el timonel estuvo espectacular. Como si fuese poco, el título viene el día de mi cumpleaños, así que el festejo es doble", finalizó.

El Brujas, de punta a punta
Con una tarea casi sin fisuras, el Brujas, de Diego Fontana (del Club de Veleros Rosario), ya se había consagrado ganador del certamen antes de comenzar a correr la Vuelta Gorriti. Es que la diferencia de puntos que había establecido sobre su principal rival, el uruguayo Luchador, de Ricardo Fabini, hacía que fuera irremontable con una regata por disputar.

El barco rosarino sumó tres primeros, tres segundos y un cuarto lugares, con lo que sumó 7,5 puntos en la clasificación general, en una muestra cabal de que la regularidad es la que termina definiendo los certámenes. Lo escoltó el Luchador, con 16,5 unidades, y el Ilusión, de Wilfredo Martul, con 26.

En la Serie A, detrás del Brujas y el Luchador finalizó el Cuique Suum, de Pablo Micetich. En la Serie B, en tanto, los dos primeros lugares quedaron en manos de navegantes locales: primero fue el Ilusión, de Wilfredo Martul, y segundo el Tatabarcos, de Marcelo Alzola; tercero terminó el Matilde, de Mariano Elola.

El Circuito Atlántico Sur Rolex Cup 2013 forma junto con la Rolex Ilhabela Sailing Week, que se disputará en julio próximo, en aguas de esa ciudad brasileña, el XVII Campeonato Sudamericano Oceánico 2013 para las fórmulas ORC Internacional, ORC Club e IRC, que organizan en forma conjunta por el Yacht Club Argentino y el Yacht Club de Ilhabela.


Populares de la sección

Comentarios