Sir Lewis, el uno de la 1

Hamilton, el primer piloto de Mercedes, venció en el último GP del año y volvió a coronarse

En la mismísima salida del Grand Prix de Abu Dabi, casi que se definió el título. Nico Rosberg, quien hizo la pole, no protagonizó una buena partida y vio cómo su compañero de equipo y  líder del mundial de pilotos, Lewis Hamilton, quien largó desde el segundo lugar, se quedó con el liderazgo. Fue casi la sentencia a la suerte de Rosberg, quien, para ganar el título, debía vencer el GP y esperar que Hamilton no pasara del tercer puesto, debido a que en esta última competencia los puntos fueron dobles, por primera vez desde que se creó el mundial en 1950.

A la mala partida de Rosberg se sumaron problemas mecánicos, ya que el motor de su Mercedes perdió potencia, lo que le llevó a perder posiciones. Rosberg fue finalmente 14°, lejos de los puntos y de Hamilton, en lo que fue el peor resultado en el año del hijo del otrora campeón Keke Rosberg.

Con Rosberg lejos del liderazgo, Hamilton hizo una carrera perfecta, y cuidó su Mercedes, al que llevó a una nueva victoria, la undécima en 19 Grand Prix de la temporada. Tras él, ambos Wiliams compartieron podio. El brasileño Felipe Massa y el finés Valteri Bottas. Una buena cosecha para Williams que, entre los constructores concluyó tercero tras Mercedes y Red Bull.

Y vaya imagen en el podio. Hamilton y Massa. Seguro que el paulista no olvidó que, en 2008, en Interlagos cruzó la línea de meta primero como campeón, pero el abandono en la última curva de Timo Glock (Toyota), le permitió a Hamilton concluir quinto y ganar el mundial por un punto.

Contundencia de Lewis
Hamilton fue un justo campeón. De 19 competencias, ganó 11, frente a cinco de su compañero Nico Rosberg. El único piloto ajeno a Mercedes que logró ganar fue Daniel Ricciardo, con tres victorias.

La supremacía de Mercedes, ganador del mundial de constructores, fue tal que además de ganar 16 de 19 Grand Prix, marcó 18 poles (11 de Nico y siete de Lewis). Tan solo Felipe Massa osó arrebatarles una pole, en Spielberg.

Rosberg culminó vicecampeón. No pudo igualar a su padre, campeón mundial en 1982 con Williams. Por lo que no se pudo reeditar lo logrado por la familia Hill: Graham Hill, bicampeón mundial en 1962 (BRM) y 1968 (Lotus), y su hijo Damon, quien fue campeón en 1996, con Williams.

El que festejó entonces, después de seis años, fue Hamilton.

Vettel sin victorias

El piloto alemán Sebastian Vettel, cuádruple campeón del mundo entre 2010 y 2013, culminó la temporada 2014 sin victorias, en lo que fue su última temporada en Red Bull tras anunciarse su paso a Ferrari para suplir a Fernando Alonso.

Esta situación no se daba desde 1998, cuando Jacques Villeneuve, quien fuera campeón con Williams en 1997, al año siguiente, en 1998, no ganó carrera alguna en 16 Grand Prix.


Fuente: Gustavo Martín @martingustav

Populares de la sección

Comentarios