Sin resto para ir a más

Santiago Urrutia finalizó quinto penando con un auto sin el ritmo deseado

por Mario Rosa
twitter.com/mrosasosa

Por suerte se terminaron los óvalos por lo que resta de la temporada de la IndyLights. Es evidente que más allá de presentar una dificultad para el joven piloto compatriota Santiago Urrutia por su falta de experiencia en este tipo de circuitos, también es evidente que al eficiente equipo Schmidt Peterson Motorsport (SPM) también le cuesta mucho encontrar la puesta a punto más eficiente para carreras de este estilo.

Los antecedentes lo avalan porque no ha sido solo nuestro joven piloto coloniense quien lo ha sentido, sino el resto de los pilotos que conducen los otros dos autos del SPM. Esto incluye a pilotos como RC Enerson y André Negrao que tienen mucha experiencia en circuitos ovales.

De todas formas, las expectativas eran buenas para nuestro compatriota en lo previo a esta 7ª. Fecha del óvalo de Iowa. Buenos entrenamientos y una apuesta del equipo a lograr una buena clasificación.

Pero ésta no se pudo concretar. Una intensa lluvia previo al inicio de la clasificación obligó a las autoridades de la carrera a anular la sesión clasificatoria del domingo a la mañana y pasar directamente a la carrera sobre 100 vueltas. Por lo tanto, la grilla de partida se ordenó por las posiciones del campeonato hasta allí. Eso dejaba a Ed Jones y Dean Stoneman en primera fila y a Santiago Urrutia tercero liderando la segunda fila junto a Kyle Kaiser.

No era para nada malo. Pero quizás el problema más delicado se presentó en una pista que por la intensa lluvia caída, cambió en su nivel adherencia.

Por lo tanto, todos los equipos trabajaron en poder a punto los autos de carrera para una condición que no tenían prevista.

Y en la ley de los cambios, Santiago Urrutia sufrió más de la cuenta las consecuencias.

Fue notorio que ya desde el arranque de la competencia no tenía un auto suficientemente rápido como para mantenerse en la estela de los autos del equipo Carlin, con Ed Jones y Félix Serralles muy veloces y tomando distancia ante Dean Stoneman (Andretti). Para colmo, Zach Veach (Belardi) venía de atrás como una tromba. De manera que para el joven piloto compatriota, no quedó otra que mantenerse a la expectativa cuando se afirmó en el quinto lugar pero sin chance de poder ir a buscar mejores posiciones.

La carrera fue muy cambiante en la punta. Incluso sobre el final, Santiago Urrutia se encontró con sus dos directos rivales por el campeonato a su frente: Dean Stoneman no iba más allá del cuarto puesto y Ed Jones tras liderar 54 giros de los 100 previstos, caía sin remedio al tercer lugar.

Pero no había resto y Santiago Urrutia no tuvo más remedio que mirarlos allí, delante suyo, a menos de medio segundo ambos, pero sin poder intentar nada.

La carrera fue ganada por Félix Serralles (Carlin) quien alcanzó su segunda victoria en la temporada.

Sigue a tiro en el certamen

El balance tras la carrera en el óvalo de Iowa para Santiago Urrutia, a los efectos del campeonato, no es malo.

Sus directos rivales –Ed Jones y Dean Stoneman- terminaron delante en el tercer y cuarto lugar respectivamente por lo que también dejaron puntos importantes. Lo que da un poco de fastidio es que cerró la carrera a punto de pasarlos lo que le hubiese permitido descontarles alguna unidad.

Pero aquel comienzo en el que se le escaparon a casi 7 segundos se hizo sentir en demasía.


Populares de la sección