Sin gol y sin paciencia: el análisis táctico de Nacional

Nacional dió señales de estar saliendo del túnel, pero la falta de resultados le provocan ansiedad y huecos que aprovechó Wanderers

El sábado Álvaro Gutiérrez volvió a  apelar a la exitosa fórmula del Nacional del Apertura para enfrentar a Wanderers: esperar en su cancha, darle la iniciativa a los bohemios y contragolpear. Pero no tuvo resultado, más que por falla en el planteo, por errores en la ejecución. Muestra de un equipo que dio señales de empezar a encontrar la luz al final del túnel, pero al que le sigue costando cara la ansiedad.

En el arranque del partido (foto 1) quedó clara la táctica tricolor: se replegó y por momentos tuvo a los 11 jugadores detrás de la línea de la pelota. Pero los del Prado no se desesperaron. Manejaron el balón en su sector antes de intentar meterse entre el bloque tricolor.

Con el correr de los minutos y al ver que Wanderers salía con pelota controlada desde los pies del golero Burián, Gutiérrez mandó a presionar los saques (2), lo que obligó al guardameta a lanzar pases largos y dividir las pelotas.

La fórmula tricolor por momentos funcionó, aunque no pudo plasmarse en el score. Nacional tuvo situaciones de contragolpe por errores bohemios (3). Alonso tuvo buenas y malas, para habilitar a Espino y para fallar un pase de gol para Nacho González.

La ambición ofensiva lo llevó a quedar mal parado en una salida rápida en la que Albarracín le ganó en velocidad a Espino. Los zagueros salieron a marcar y Polenta cometió la falta de la que llegó el 1-0. En el tanto hubo tres errores: Valdes no llegó a despejar, Munúa no salió y González fue anticipado por Santos, quien hizo el gol.  

El tanto cambió el planteo de Nacional, que tuvo que salir a buscar el empate, lo que lo llevó a ir perdiendo la paciencia.

A los 60 minutos, Gutiérrez mandó a Pereiro y Seba Fernández a la cancha, y pasó a jugar con tres en el fondo: Arismendi, Valdes y Polenta. Pereiro se colocó por detrás de los volantes bohemios (4), pero no recibió muchas pelotas. Tuvo la más clara para empatar en una jugada en la que Nacional pobló el área de Wanderers (5) pero falló la definición.

Arias había colocado a Reymundez en el entretiempo para ganar a puro contragolpe y a pesar de que no estuvo fino terminó dándole, por esa vía, el pase de gol a Gastón Rodríguez, quien hizo el 2-0 en una carga muy rápida (6), ante un fondo lento, desesperado y desarmado. l


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios