Simeone fue suspendido por ocho partidos

El DT argentino de Atlético de Madrid recibió ese castigo total por cuatro sanciones en la final ante Real Madrid el pasado viernes

El entrenador de Atlético de Madrid, Diego Simeone, ha sido suspendido por un total de ocho partidos, divididos en cuatro sanciones, por el Juez Único de Competición a resultas del incidente que el técnico argentino protagonizó en el partido de vuelta de la Supercopa española.

Simeone ha sido castigado con dos partidos "en aplicación del artículo 120, con multa accesoria en cuantía de 700 euros al club y de 600 al técnico (artículo 52.3 y 4)".

Simeone deberá cumplir cuatro más "en aplicación del artículo 96, con multa accesoria al club en cuantía de 1.400 euros, y de 3.005 al infractor (artículo 52.3 y 4)".

Un partido más "en aplicación del artículo 122, con multa accesoria en cuantía de 350 al club y de 600 al entrenador (artículo 52.3 y 4)", y otro "en aplicación del artículo 114.3, con multa accesoria en cuantía de 350 al Club Atlético de Madrid SAD, y de 600 al infractor (artículo 52.3 y 4)".

El árbitro David Fernández Borbalán, que el viernes pasado dirigió el partido de vuelta de la Supercopa de España entre Atlético y Real Madrid, escribió en el acta que Simeone, una vez expulsado, "se dirigió al cuarto árbitro golpeándolo con la mano abierta en la cabeza en dos ocasiones".

"En el minuto 25 expulsé al entrenador del Atlético de Madrid por protestar de forma ostensible con los brazos en alto, saliendo del área técnica en repetidas ocasiones, haciendo caso omiso a las instrucciones del cuarto árbitro que en varias ocasiones le advertía que cesara en su actitud", escribió el árbitro sobre esa jugada.

"Una vez expulsado, se dirigió al cuarto árbitro golpeándolo con la mano abierta en la cabeza, en dos ocasiones. Posteriormente y antes de retirarse a vestuarios aplaudió en varias ocasiones en señal de disconformidad por la decisión tomada", continúa el acta, publicado en la web oficial de la Federación Española de Fútbol.

Fernández Borbalán también recoge que en el "minuto 58, a través del cuarto árbitro", pudo "observar que el citado entrenador se situaba en la grada detrás del banquillo de su equipo, advirtiendo al delegado de campo, Carlos Peña, que debía abandonar dicha ubicación por encontrarse expulsado".

"Este entrenador permaneció en la misma ubicación haciendo caso omiso a nuestras indicaciones hasta el final del encuentro", añadió el colegiado en el acta.

Simeone pidió disculpas minutos después del partido: "Pedí disculpas. Cuando uno comete un error, las disculpas son buenas, porque uno acepta un error. Exageré en la petición de que Juanfran entre rápido y el árbitro eligió y decidió sacarme del partido", dijo en la conferencia de prensa posterior al encuentro.


Populares de la sección

Comentarios