Silva quedó afuera pero avisó que no se retira

El uruguayo terminó 20° en las semifinales, pero ya dijo que intentará clasificar a Tokio 2020

Luego de hacer su mejor marca de la temporada el lunes en la serie (49.21), el uruguayo Andrés Silva no pudo repetir ayer y quedó eliminado en semifinales de la prueba de 400 vallas, terminando su actuación en Río 2016.

Silva estableció un tiempo de 49.74, su quinto mejor de la temporada y muy lejos de su ideal, lo que lo dejó lejos de la clasificación. Ocupó el puesto 20 de 23 en semifinales. En las series había sido 17° entre 46.

En la final se metían los mejores dos de cada serie y los dos mejores tiempos que no hubiesen entrado en esas posiciones, pero al tener seis rivales encima en su propia serie, Silva se quedó sin ninguna chance de clasificación.

De todos modos, los cuartos Juegos Olímpicos de Silva fueron su mejor actuación, y la primera en la que logró meterse en semifinales de su mejor prueba.

"Teníamos la expectativa de poder correr mejor que en la serie para poder clasificar a la final, pero se corrió muy duro, me correspondió el andarivel 8. Corrí muy bien hasta el 250, en la última valla tuve un traspié en la última valla y se me fue la carrera de las manos", dijo Silva, que adelantó que no se va a retirar. "Tengo fuerzas para llegar a Tokio. Las idea es trabajar estos cuatro años. Puedo decir que con 30 años tengo la madurez física y mental para tirar otro ciclo. Ahora se viene descanso y luego pensar en otro ciclo". l



Populares de la sección