Silva apuntó a las autoridades de la Onau por dopaje positivo

Andrés Silva habló tras el fallo por su dopaje y dijo que los deportistas uruguayos "están desamparados" ante situaciones como la que él vivió
No han sido meses fáciles", dijo Andrés Silva al hablar ayer por primera vez luego de que el martes se conociera el fallo de su control antidopaje adverso. El atleta uruguayo fue sancionado por seis meses por el Comité Disciplinario de la Organización Nacional Antidopaje de Uruguay (ONAU) y el 17 de febrero cumplirá su pena, lo que le deja un margen de pocos meses para buscar su clasificación a los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

En la conferencia de prensa, el deportista y su abogado, Horacio González Mullins, explicaron el proceder del atleta antes y después de consumir un suplemento alimenticio que resultó estar contaminado con la sustancia 6-oxo. Silva dijo que consultó a los médicos de la ONAU antes de la ingesta y le dieron el OK al constatar que en el prospecto y en internet no aparecían sustancias prohibidas. Luego, mientras competía, en todos los controles que realizó, el atleta declaró que consumía ese suplemento, sin saber que tenía un componente dopante.

"Andrés hizo todo lo razonablemente posible para evitar un dopaje, a pesar de lo cual dio el resultado adverso", dijo el representante de Silva.

Luego que saltó el dopaje adverso, comenzaron las pericias y las audiencias. Lo primero fue llevar el frasco de la sustancia a un laboratorio del Polo Tecnológico de Pando, en el que se detectó la presencia del 6-oxo. Después.se trató de comprar un frasco del mismo lote, pero consiguieron otro de uno diferente, que también estaba contaminado.

"Esa es la historia de Andrés, es la realidad y es la verdad. Entonces, cuando ahora vemos que a Andrés lo sancionan con seis meses, más allá del descuento de la pena provisional, a uno le parece un poco injusto, porque ¿qué más pudo haber hecho él?", dijo González Mullins.

"Pero bueno, tenemos un código que establece la responsabilidad objetiva, el Comité Disciplinario no tiene mucho margen para moverse y sancionó con seis meses. Ese es el resumen de lo que pasó hasta ahora y de todo lo que surge en el expediente", agregó el abogado, quien destacó que no se apelará el fallo porque al ser Silva un atleta internacional se debía ir al Tribunal de Arbitraje Deportivo, el TAS, lo que implicaba gastos de dinero y más tiempo.

Desamparados
A su turno, el atleta especialista en los 400 metros vallas, dijo que le tocó vivir "una situación difícil". Consultado por si se había "comido un garrón", respondió: "Creo que sí... Estamos hablando de un dopaje en el deporte frente a mi carrera de 18 años de no tener una mancha de nada. Es un poco de mala suerte, por decirlo así. Me sucedió a mí, esperemos que no le vuelva a pasar a más nadie en nuestro deporte".

También cuestionó la falta de asesoramiento que tuvo. "Lo que me pasó, para nosotros que vivimos en un país amateur e intentamos ser profesionales en el atletismo, deja una enseñanza grande en la que el atleta frente a esta situación está totalmente desamparado", señaló.

"Es muy importante tener no solo un sistema de trabajo, sino profesionales del área, de lo que corresponda –médica, de suplementación, nutrición-, tener un grupo de trabajo sólido que permita que a un deportista no le pasen las cosas que me pasaron a mí", agregó el atleta. "Eso no lo tenemos y realmente es importante que lo tengamos".

El deportista destacó que pese al duro momento que vivió, nunca pasó por su cabeza abandonar. "En ningún momento pensé que no tenía motivación para seguir con la carrera porque yo en ningún momento me sentí culpable en esto", comentó.

Ahora, será tiempo de preparar su regreso a las pistas y prepararse para eso, luego de haberse mantenido en forma en estos meses sin la intensidad de competencia. "Se tiene que planificar de una manera de que el físico soporte el entrenamiento, ahora a contrarreloj, para poder llegar a una marca que me permita estar en los Juegos Olímpicos. Y aún así, estando en los Juegos, yo quiero correr bien. Yo no quiero solamente ir a los Juegos, yo quiero ir y correr bien", expresó.

El atleta señaló que no quedó totalmente conforme con el fallo definitivo de la ONAU, pero entiende que debe acatarlo. "Lo que más importa ahora es poder tener la chance de clasificar a los Juegos Olímpicos, así que nos vamos a enfocar para lograr eso".

Acerca del autor