Siete detenidos por arreglar partidos para salvar a Catania

Entre los dirigentes arrestados se encuentra el empresario argentino Pablo Cosentino

La policía italiana arrestó a siete personas implicadas en un escándalo de partidos amañados para ayudar a Catania, de Serie B (segunda división), a evitar el descenso, señaló la justicia este martes.

"Al menos cinco partidos, puede ser que seis, fueron amañados y el dinero fue para los jugadores", anunció el procurador general de Catania, Giovanni Salvi. "Otras personas están siendo investigadas, pero seguirán siendo anónimas", añadió.

El presidente de Catania Antonio Pulvirenti, su vicepresidente, el argentino Pablo Cosentino y el antiguo director deportivo Daniele Delli Carri están bajo arresto domiciliario, así como dos agentes y dos directores de empresas de apuestas deportivas en internet.

Los medios italianos han publicado que las siete personas son acusadas de fraude deportivo por haber amañado los resultados de partidos disputados esta temporada: Catania-Livorno, Catania-Avellino, Catania-Trapani, Catania-Latina y en relación con otra investigación, Mesina-Ischia.

"Mi primera reacción fue una gran pena porque trabajamos duro cada día por asegurar la credibilidad de la liga y ayudar para que nuestra reputación crezca. Esto deja un gusto amargo", señaló el presidente de la Serie B Andrea Abodi.

Conocido como 'The Goal Train', este escándalo es el último de una serie que ha golpeado el fútbol italiano en los últimos meses, como ya ocurrió en 2006 ('Calciopoli') y 2012('Calcioscommesse').

El mes pasado, en una investigación llamada 'Dirty Soccer' por los medios italianos, la policía detuvo a 50 personas por su relación con 31 partidos amañados, principalmente en las ligas profesionales inferiores.

Catania, club de Sicilia, descendió de la Serie A en 2014 y acabó la pasada temporada a mitad de tabla en la Serie B.


Fuente: AFP

Populares de la sección