"Siento angustia"

Andrés Silva corrió cuatro segundos por debajo de su marca y estableció el penúltimo tiempo de los 400 metros con vallas

Siento una angustia interna muy grande, porque quería buscar la posibilidad de estar no solo en la semifinal sino quería tener una marca importante para volver tranquilo y decir que, a pesar de las lesiones, hice una buena carrera. Lamentablemente no pudo ser”, dice Andrés Silva antes de que su voz se empezara a quebrar, sus ojos quedaran inyectados y las lágrimas empezaran a correr por su rostro.

Por la zona mixta del estadio olímpico pasan uno a uno los corredores, hasta que Silva queda con El Observador, después de haber corrido sus primeros 400 metros con vallas en los Juegos Olímpicos en un tiempo de 53”38, muy por debajo de su mejor registro (49”16). De 46 que completaron la prueba culminó 45.

“Quería hacer un buen papel, pero no fue posible. Los 53 segundos están muy lejos de mi mejor marca personal y está difícil pensarlos para unos Juegos Olímpicos, pero me tocó eso”, subraya.

“Me toma por sorpresa la marca, pero la primera valla me dio pierna cambiada, salté con la derecha y de ahí en más intenté seguir hasta los 200 metros porque quería estar en el 200 lo más cerca posible del pelotón, pero a esa altura de la carrera me pasó algo similar al Panamericano del año pasado cuando los otros atletas quedaron cada vez más lejos. Intenté acelerar y eso me trabajó el tren superior, corrí mucho más duro y no me permitió seguir avanzando. Intenté cuidar lo técnico para llegar a las vallas y buscar estar lo más cerca posible. Después que no pude corregir el error de los primeros 200 metros, fue muy difícil porque todos crecen y yo ya no pude”, sentenció.

El atleta dijo sobre las molestias físicas con las que corrió: “Molestias siempre hay, dolores físicos y musculares, son cosas que suceden en deportistas de alto nivel. Quería estar 100%, pero no dio para alcanzarlo. De todas formas, me voy contento por haber terminado una carrera de los Juegos Olímpicos. Estuve en mis terceros Juegos y pude correr mi primer 400 con valla”.

Silva destacó que le tocó una buena serie: “Hubo un nivel importante y era posible clasificar porque no había corredores de 48 segundos, sino de 49. No competí en casi todo el año para preparar los Juegos y no me dio para llegar en lo físico como quería”.

Disgustado por su tiempo, expresó que dejó todo. “Aunque no alcancé una semifinal, en el fondo, me tengo que ir conforme porque dejé todo. Ahora hay mucho para seguir trabajando y no pienso terminar en estos Juegos”.

“El impacto de esto será por una semana o 10 días: los seres humanos tenemos la ventaja de que el tiempo cura todo y tenemos la chance de madurar con estas experiencias, de crecer y de saber lo que podemos hacer. Yo di todo lo mejor a lo largo de mi carrera y muy pocas veces tuve percances físicos. Los dos últimos años fueron difíciles por lesiones y la gente me pregunta qué me pasa, por qué paso roto (lesionado). Cuando el cuerpo dice no va más, no va más”.

Por ahora hace una pausa, después pensará en el futuro con Río 2016 como sueño.


Fuente: Luis Inzaurralde, desde Londres

Populares de la sección

Comentarios