Siempre suma cuando aparece Aguirre

El delantero acumula ocho goles con Nacional y el sábado volvió a ser figura abriendo la cuenta en la victoria 2-1 frente a Danubio en Jardines

Rodrigo Aguirre llegó por seis meses a Nacional pero está pagando con creces la inversión. Cuando deja su sello en la red rival, su equipo no pierde. Pasó varias veces a lo largo del semestre y también el sábado en Jardines del Hipódromo frente a Danubio. En media hora de juego el tricolor no había rematado al arco, ni siquiera se había acercado a Salvador Ichazo con pretensiones de ponerlo en aprietos, pero apareció Aguirre en el área tras un centro de Viudez y ¡abracadabra!

Pero hay que retrotraerse a sus dos primeros goles en Nacional, justamente frente a Danubio en el Apertura pasado. El visitante ganaba 1-0 en el Parque Central gracias a un gran tiro libre de Lucas Olaza y Aguire entró para jugar los últimos 27 minutos. Ese lapso le alcanzó para convertir dos veces y dar vuelta el partido.

El siguiente tanto fue contra Peñarol. Y no debe haber hincha de Nacional que no lo recuerde. Tampoco fue titular. Jugó un poco más de media hora. El aurinegro ganaba el clásico desde el minuto 30. Pero a los 91, cuando el tricolor estaba entre la espada y la pared, entre recibir el segundo golpe o conseguir la heroica, apareció el zurdazo de Aguirre para colgarla del ángulo y empezar a llenar el formulario de ídolo. Fue empate 1-1.

Luego Nacional se trasladó al estadio Luis Tróccoli, ahí donde en los últimos tiempos se ha retirado más con la cabeza gacha que sonriendo. A los ocho minutos abrió la cuenta Aguirre, a los 57 lo empató el Japo Rodríguez para Cerro, pero en el tramo final el goleador asistió a Ligüera, que puso el 2-1 y el propio Aguirre anotó el tercero en el final.

Por la Copa Libertadores hizo el segundo de la goleada 3-0 frente a Chapecoense en el Parque Central.

Después vino esa semana terrible en la que le pasó de todo. Primero se golpeó la cabeza durante un entrenamiento, fue internado y no pudo jugar contra Rampla Juniors, y a la semana siguiente se cortó el brazo con una puerta de vidrio, recibió más de 30 puntos y no pudo jugar el partido contra Defensor Sporting, en el que Nacional perdió el campeonato.

Reapareció unos minutos frente a Zulia y Lanús por la Copa Libertadores, y volvió a la titularidad ante River Plate en la primera fecha del Intermedio. Resultado: Nacional ganó 2-1 con un gol en la agonía del encuentro de Aguirre. Un zurdazo desde afuera del área que se metió en un rincón del arco, cuando la desazón se apoderaba del público en el Parque Central.

El sábado pasado contra Danubio apareció para adelantarse al cierre de los defensores y poner el 1-0 en un partido que estaba cuesta arriba para el equipo de Lasarte. Danubio le había copado la mitad de la cancha, donde Arismendi y Carballo no encontraban la pelota. Gonzalo González seguía a sol y sombra a Ligüera, mientras que Gravi y Peña se metían por el sector izquierdo de la defensa tricolor. De lo que careció el locatario fue de la presencia en el área que sí mostró Nacional con Aguirre.

Lasarte tuvo que hacer cuatro cambios, todos en la línea defensiva, con respecto a la alineación que empezó frente a River Plate. Mejía entró por Conde que se fue con la selección, Fucile por Otálvaro que estuvo con gripe en la semana, igual que Romero que le dejó su lugar a Carballo, mientras que Arismendi volvió para ocupar el sitio que dejó Álvaro González, otro seleccionado.

El panameño se mandó flor de atajada tras un remate de Nacho González, Fucile sufrió una enormidad para controlar su sector, mientras que en el mediocampo el equipo hizo agua.

Nacional no produce un fútbol fluido, con llegadas permanentes por las bandas. Sus llegadas son trabadas, con centros o a través de alguna individualidad. Por ahí aparece Viudez con un centro o un gran cambio de frente para Espino en la jugada que derivó en el penal que luego convirtió Fernández, o el mismo Aguirre, que bien anota o genera dos oportunidades para sus compañeros como en el segundo tiempo, ambas atajadas muy bien por Ichazo. En conjunto no juega bien, pero gana, y más si aparece Aguirre.


Populares de la sección

Acerca del autor