"Siempre después de una competición así hay un bajón. El desafío es no bajar el nivel, la ilusión es seguir consiguiendo títulos para ser el mejor equipo del mundo", Luis Suárez