"Si me guío por la gente me vuelvo loco"

El técnico de Nacional dice que entiende a los hinchas, pero él es quien debe tomar las decisiones
El técnico de Nacional, Gustavo Munúa, cuestionado el miércoles por los cambios durante el partido contra River Plate en el Parque Central, respondió este viernes en conferencia de prensa: "Es entendible, la gente es espontánea, quiere ganar igual que nosotros; preguntale a los jugadores, somos los primeros que queremos ganar y hacer las cosas bien. A veces nuestra hinchada se pone nerviosa porque ven que el equipo va y va y no puede dar el puntillazo final. A la gente hay que entenderla, tampoco me puedo guiar por lo que opinan porque me volvería loco, hay gustos para todos y siendo el técnico de Nacional las decisiones las tengo que tomar yo", expresó el DT.

Munúa se lamentó por el partido perdido frente a Plaza Colonia en la fecha anterior del Clausura, pero dijo que no fue por haber cambiado 10 jugadores, sino por la expulsión de Sebastián Eguren: "En el partido contra Plaza me quedé con mucha lástima por como se dio, muy parejo, chato, pero hoy en el fútbol quedar con un hombre de menos te limita, se hace el partido cuesta arriba. Sabíamos que iba a ser un partido difícil por el esfuerzo que se había hecho en Rosario y porque las canchas chicas siempre incomodan, entonces creí que para este partido el equipo que presentamos se podía adaptar muy bien, pero lamentablemente no pudimos terminar 11 contra 11 y hace rlas variantes previstas".

Para el encuentro del domingo (20 horas en el Parque Central) no hará tantos cambios, aunque "tenemos varios jugadores con golpes, nada grande, pero a partir de mañana voy a tomar alguna decisión para ver quienes entran el domingo".

El entrenador tricolor indicó que el brasileño Leo Gamalho, que estuvo en el banco de suplentes frente a River Plate "de a poco está llegando a su mejor forma física. Trabajó mucho en doble horario, solo con el profe, se va encontrando mejor en su forma; no está 100% pero si para estar a la orden y echarnos una mano cuando lo creamos conveniente".

Sobre el polémico arbitraje de Víctor Carrillo en el encuentro anterior, Munúa dijo que "en estas situaciones uno entiende a los árbitros porque es una función realmente difícil; obviamente que te deja con amargura, pero pienso que todos somos humanos y le podemos errar, no hay mala fe y no podemos desviarnos de nuestro camino que es el equipo y como equipo está funcionando muy bien, queremos seguir creciendo y vamos por buen camino mas allá que los últimos dos resultados no nos favorecieron".

Por último, también analizó el partido que Palmeiras le ganó 2-0 a Rosario Central, ambos integrantes del grupo 2 de la Copa Libertadores junto a Nacional y River Plate: "Fue un partido de una intensidad tremenda; un tiempo para cada lado, el primero más parejo, después Central lo paso por encima y fue un resultado injusto".






Populares de la sección