Si el fútbol no empieza se vuelve a empantanar

Sin la posibilidad de fijar partidos entre semana, por disposición policial, la Mesa avisó que si la pelota no rueda el 17 de agosto no hay día para eventual final

Los dirigentes del fútbol uruguayo vuelven a tener en sus manos la responsabilidad de tener un campeonato organizado o llorar sus penas al técnico de la selección para que les ceda a los jugadores.

Esta es la historia de todos los años. La Mesa Ejecutiva fija una fecha de inicio de la actividad, producto de un análisis de los calendarios. Pero los clubes, ahogados porque no llegan a conseguir el dinero en fecha para cancelar deudas, juntan firmas para postergarla. Y la cadena después termina repercutiendo en la selección, único proyecto serio del fútbol local.

En pocos días se puede volver a repetir la historia. La Mesa fijó la fecha de inicio del torneo Apertura para el 17 de agosto.

Para la fijación se tomaron en cuenta los partidos de la selección uruguaya por las eliminatorias y la Copa Sudamericana. Además de un pequeño gran detalle, la policía no permite jugar fechas entre semanas argumentando que no dispone de personal suficiente.

De acuerdo al calendario que otorgaron las autoridades a El Observador, el Apertura culmina el 15 de diciembre.

Puede existir la posibilidad de que se tenga que recurrir a una final. En ese caso la Mesa dejó como alternativa el sábado 21 de diciembre.

Claro que tendrá que tener el aval de la Mutual, ya que la licencia de los futbolistas está fijada para el 20 de diciembre.

Movimientos para postergar.

En los últimos días trascendió que hay movimientos de clubes dispuestos a postergar la fecha de inicio.

El primer argumento fue la gira que tenía previsto realizar Nacional por Guatemala y que se terminó cancelando.

El presidente de El Tanque Sisley, Freddy Varela, había manifestado: “Empezamos todos o yo no puedo empezar. Que se posterga una semana más porque si Nacional no puede yo invento una gira”.

Ahora supuestamente no habría motivos para pedir postergación. Pero claro, el tema de las deudas siempre anda rondando.

Hay clubes que si no consiguen el dinero para cumplir con los reclamos no pueden jugar y acá es común que se alargue la agonía una semana más para terminar pagando sobre la hora.

El hecho es que si el torneo Apertura se pasa del 17 al 24 de agosto se genera un gran problema: no hay fechas. Esto sin tomar en cuenta eventuales fechas de repechaje para el Mundial.

Y se volverá a vivir la situación de la pasada temporada cuando se le pedía colaboración al cuerpo técnico de la selección de cosas en las cuales no tenía nada que ver.

En aquella oportunidad el gran perjudicado era Defensor Sporting que perdía 5 jugadores.

Pero el milagro se produjo y los resultados determinaron que Peñarol fuera campeón en un solo partido evitando un nuevo papelón directriz.

El hecho es que los neutrales de la AUF respaldaron a la Mesa Ejecutiva para que la actividad comience el 17 de agosto.

Danubio, mediante carta, respaldó la fecha establecida. Liverpool es recto como una columna en esos aspectos y Peñarol, según su gerente deportivo Carlos Sánchez, entrena pensando en jugar el 17.

Así las cosas el lunes 5 se producirá un consejo de liga donde se puede escuchar alguna voz discordante. Si ello ocurre el tema tendrá que ir a votación.

El calendario está apretado y no empezar en fecha implicará volver a empatanarse.


Populares de la sección

Comentarios