Sharapova aún tiene muchas preguntas por responder

El caso del dopaje de la rusa aún tiene varios puntos oscuros
Talentosa, ganadora, aguerrida y atractiva: ese combo transformó a María Sharapova en una estrella planetaria del tenis. Su duelo con Serena Williams Hizo recuperar al tenis femenino el brillo –aunque no el nivel tenístico- que tuvo en la época de Graf y Seles. Pero ahora, todo eso se apagó de súbito y está en riesgo de terminar con su carrera.

La confesión de la rusa de que dio positivo en un control antidopaje por Meldonium sacudió al tenis. La defensa de María fue rápida y llamativa: aún cuando el proceso de la Federación Internacional (ITF) no terminó, la rusa evitó que se abriera la segunda muestra y se declaró culpable. Pero en el fondo, su defensa no fue muy diferente a la de cientos de otros deportistas: aunque reconoce que consumió la sustancia y que le caben las generales de la ley, dijo que no tenía intención de hacer trampa, y que apareció en su organismo porque no sabía que, desde el 1° de enero estaba prohibida.

Agregó que comenzó a tomar Meldonium para una variedad de síntomas preocupantes, incluyendo una tendencia a enfermar a menudo, una prueba de corazón irregular y un historial familiar de diabetes, y que lo consumía desde 2006. Con eso buscó que se le aplique la pena mínima, ya que el máximo puede llegar a cuatro años y terminar con su carrera.

La droga

El Meldonium se utiliza para tratar problemas del corazón, incluyendo angina e insuficiencia cardíaca. Sin embargo, la empresa aclaró ayer que recomenda su uso hasta por un máximo de seis meses, y no por 10 años como lo consumió la tenista.

Se añadió a la lista prohibida a partir de este año "debido a la evidencia de su uso por los atletas con la intención de mejorar el rendimiento", indicó la Agencia Mundial Antidopaje.

Falló su equipo

"Si ella no lee las cartas de la ITF los miembros de su equipo deberían hacerlo. Se está jugando demasiado", afirmó ayer Jeff Tarango, uno de sus primeros entrenadores. Culpó al séquito de la tenista rusa, al que paga "cerca de un millón de dólares para estar con ella".

"Fui uno de sus primeros entrenadores y la quiero mucho, es una gran campeona. Todos los integrantes de su equipo son culpables. Si la ITF añadió el medicamento a la lista de sustancias prohibidas deberían habérselo dicho. Ella necesita centrarse en entrenar. Odiaría que esto acabara con su carrera y su legado", sostuvo.

"Creo que su médico, su agente, sus entrenadores y su cocinero deberían informarle cuando cambian la lista (de sustancias prohibidas), especialmente cuando saben que la ha estado tomando durante diez años. No es ningún secreto", dijo.

La sensación de desolación se dio temprano ayer: la ex perdió contratos con Nike. Tag Heuer y Porsche."Estamos tristes y sorprendidos por las noticias sobre Maria Sharapova", dijo Nike en un comunicado. "Hemos decidido suspender nuestra relación con Maria mientras continúe la investigación", agregó, en una decisión que fue elogiada por buena parte del mundo del deporte, apuntando a que no se privilegió su estatura de estrella mundial para darle el beneficio de la duda, sino que se apostó por una política de tolerancia cero a la trampa.

En ese sentido, el tenis ha sido a menudo criticado por su tendencia a rebajar sanciones a tenistas dopados. Marin Cilic y Viktor Troicki son dos que sufrieron largas sanciones luego reducidas. El argentino Mariano Puerta fue suspendido por ocho años tras dar positivo en 2005 por segunda vez, pero al tiempo, luego que apelara, se la bajó la sanción a dos años. El caso Sharapova marcará que permisividad admite hoy el sistema, sobre todo con los "peces gordos".

La intención de María es volver y que su carrera no termine manchada. Pero los antecedentes de otras estrellas no la ayudan.

La trampa rusa

El Meldonium es un medicamento que protege las células cardíacas, pero solo se comercializa en los países del Este y en los últimos años se ha utilizado con fines dopantes. Inventado en 1975, nunca fue autorizado más allá de lo que fueron las repúblicas soviéticas
Según especialistas, disminuye el ritmo cardíaco y lleva más oxígeno al corazón. Y lo que es bueno para el músculo cardíaco es bueno para el resto de músculos. Aumenta la resistencia y tiene efectos en la recuperación.
Además de Sharapova, varios deportistas rusos fueron controlados positivos por Meldonium este año: el jugador de voleibol Alexander Markin, el campeón del mundo de patinaje Pavel Kulizhnikov y el campeón de 'short track' Semen Yelistratov.

Otros casos famosos

Martina hingis
Dio positivo por cocaína en 2006. Aunque volvió, nunca fue la misma. Hoy solo juega dobles.

Diego Maradona
Tres veces positivo: dos por cocaína y otro por efedrina. La última terminó con su carrera.

Lance armstrong
Positivo de Eritroproyectina (EPO). Suspendido de por vida, se le quitaron todos sus títulos.

Marion jones
Confesó consumir EPO. Fue seis meses presa y le quitaron todas sus medallas

Ben Johnson
Dos veces. La primera le quitó el oro de Seúl 1988, la segunda le costó suspensión de por vida

Thomas hicks
El primer doping que se conozca, en 1904 en atletismo (Estricnina). Casi muere tras llegar a la meta