Serena Williams festejó sus 15

La estadounidense derrotó a Victoria Azarenka y alcanzó el 15º Grand Slam de su carrera al imponerse por cuarta vez en el US Open

La campeona olímpica Serena Williams, cuarta cabeza de serie, se proclamó el domingo como nueva campeona del US Open al vencer 6-2, 2-6, 7-5 a la bielorrusa Victoria Azarenka, número uno del mundo.

La victoria de Williams, de 30 años, le permitió coronarse por cuarta vez en Flushing Meadows y alcanzar el 15º Grand Slam en su carrera, justo después de ganar en  Wimbledon la medalla de oro de los Juegos Olímpicos.

Williams, de 30 años, se convirtió en la primera tenista que gana el US Open a esa edad, desde que lo hizo Martina Navratilova en 1987.

La menor de las hermanas Williams también se convierte en la primera tenista que logra los títulos de Wimbledon y el US Open en la misma temporada desde que ella misma lo consiguió en 2002, cuando ganó tres títulos de Grand Slam, incluido el de Roland Garros.

La campeona olímpica, que comenzó arrolladora en el primer set para romperle el saque a Azarenka en el segundo y en el octavo game, tomó ventaja en 34 minutos.

Pero a pesar de haber perdido el set, Azarenka comenzó a tener mayor confianza con su juego y en sus golpes desde el fondo de la pista y devolvió mejor al saque de Williams, que ya no fue tan demoledor como en la primera manga.

El resultado fue romperle el servicio a la estadounidense en el primero para comenzar a dominar el juego y dejarla sin recursos, cuando ambas entablaban el intercambio de golpes desde el fondo de la pista.

Azarenka mantuvo su saque y volvió a romperlo de nuevo a Williams en el quinto game para asegurar el segundo set en 38 minutos y forzar la tercera, algo que nadie en el torneo había podido conseguir ante Serena.

El tercer set permitió que ambas jugadoras hiciesen su mejor tenis, especialmente Azarenka, que demostró tener mejor técnica y variedad de golpes que la campeona olímpica, que siguió con muchas dudas en su juego.

Pero de nuevo fue el poder físico de la campeona olímpica lo que le permitió recuperarse.

El final fue vibrante. Lo tuvo Azarenka sacando 5-4 para asegurar la victoria. Volvían los fantasmas de Serena que el año pasado perdió con Samantha Stosur.

Pero se recuperó la nacida en Michigan para darlo vuelta e imponerse 7-5 en la primera bola de partido que dispuso. Dejando en claro que cuando su físico la acompaña, nadie puede con su enorme poderío que se traduce en cifras: 44 winners contra 13 y 13 aces contra nada de su rival.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios