Senegal, el rugido africano bajo el aro

Con un juego veloz, atlético y explosivo, liderado por el NBA Gorgui Dieng, los leones disputan su quinto mundial: nunca antes habían ganado un partido, ahora ya vencieron a Puerto Rico y a Croacia

"En nombre de toda la nación y en el mío propio, quiero dirigirles, así como a su entrenador, mis calurosas felicitaciones por esta maravillosa actuación y mostrarles mi orgullo y el de todos sus compatriotas”. El presidente de Senegal, Macky Sall, emitió ayer un comunicado felicitando a la selección de básquetbol de su país que hace historia en el mundial que se está disputando en España.

Independizada de Francia en 1960 y con una población que supera los 12 millones, Senegal tiene nuevos motivos deportivos para sentir ese orgullo del que habla Sall.

En el mundial de fútbol de Corea-Japón 2002 fue el equipo de los Diop y El Hadji Diouf el que causó fervor popular al superar el grupo que integró con el entonces campeón mundial, Francia, Dinamarca, y Uruguay donde el Chengue Morales protagonizó su cabezazo más famoso.

Ahora son Los Leones, como se conoce a la selección de básquetbol del país africano.

Tras debutar con derrota ante el sólido juego de Grecia, los senegaleses se recuperaron y batieron a dos potencias basquetbolísticas: Puerto Rico y Croacia.

Sus antecedentes en mundiales indican que participaron en cuatro ocasiones sin conseguir un solo triunfo. Ahora ya despacharon a dos pesos pesados y tienen buenas chances de lograr uno de los cuatro cupos del Grupo B para alcanzar los octavos de final.

El equipo, que sorprendió al mundo por su juego veloz, explosivo y de mucha potencia en la zona pintada, es liderado por el único NBA del equipo, Gorgui Dieng, un pívot de 2,11m de 24 años que juega en los Minnesota Timberwolves.

Dieng fulminó a Croacia con 27 puntos, ocho rebotes, tres asistencias y dos tapones. Promedia 22 unidades y 11,7 capturas en este torneo.

Dieng debutó la pasada temporada en la NBA, jugó 60 partidos (solo 15 de titular) promediando 4,8 puntos y 5 en rebotes. Fue suplente del gigante Nikola Pekovic, otro 2,11m nacido en Montenegro, salvo cuando este estuvo al margen por lesión.

Sus números en la NBA no impresionan. Pero ese es un camino que hay que transitar de a poco. Lo que vale es que en este mundial, el universitario en Louisville la está rompiendo.

Los físicos de los Leones impresionan: nueve de los 12 están por encima de los dos metros. En el juego interior están intratables.

Además de Dieng ayer se destacaron Xane Almeida y Maleye Ndoye por su eficacia desde la línea de libres.

Almeida, ayuda base, juega en el Tarbes Lourdes francés, mientras que el base Ndoye lo hace en UGB Saint Louis, en su país.

Ndoye es el veterano del equipo con 34 años y uno de los jugadores con más recorrido en el equipo junto con el gigante del grupo: Hamady Ndiaye, 2,13m, jugador de Delaware 87ers, equipo de la liga de desarrollo de la NBA donde ya jugó dos temporada en Washington Wizards (2010 a 2012).

Argentina y Filipinas serán los dos siguientes pasos para pasar el grupo. Senegal quiere seguir rugiendo.  


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios