Seis meses de incertidumbre

Los tricolores deben premios de 2010 (Muñoz ya reclamó) y tienen comprometidos ingresos de varios pases

A la nueva directiva de Nacional, presidida por Eduardo Ache, le esperan seis meses complejos, ya que debe afrontar gastos por US$ 6 millones y las perspectivas de ingreso de dinero son escasas y están en el aire.

“La situación financiera es complicada para el próximo semestre” y la posibilidad de contratar futbolistas de primer nivel queda reducida a “algún jugador que por su pasado en el club quiera venir o a que algún contratista nos dé una mano” dijo un dirigente a El Observador.

Los directivos le pidieron un informe a la gerencia general de la institución para conocer con certeza el estado financiero. Además de los contratos vigentes, los sueldos, los gastos de funcionamiento y el presupuesto de juveniles, Nacional tiene que pagar US$ 800 mil de premios por el Campeonato Uruguayo 2010. Uno de los protagonistas de aquel plantel, el golero Rodrigo Muñoz, ya presentó el reclamo en la Mutual.

Además, los ingresos por las transferencias de Sebastián Coates, Alexis Rolín y Matías Abero “están comprometidos”, informó una fuente de la directiva.

Por lo tanto, los rubros por los que puede ingresar dinero no son seguros. Una posibilidad es que Palmeiras compre el pase de Martín Cauteruccio. El 50% de la ficha del delantero que actualmente juega en Quilmes de Argentina pertenece a Nacional. Si el negocio se concreta los tricolores podrían cobrar US$ 2 millones.

Otra veta para la entrada de dinero es la negociación con Profútbol (empresa de Paolo Montero, Gustavo Méndez y Ricardo Canals) por la venta definitiva de Maximiliano Calzada. Las conversaciones comenzaron esta semana.

Una muy buena actuación del equipo en la próxima edición de la Copa Libertadores le podría generar ingresos de US$ 1.500.000.

Los actuales directivos tratan de bajar el presupuesto y en ese sentido están confirmadas las bajas de Matías Vecino, Jonathan Charquero, Jonathan Ramírez y es probable que se vayan Christian Núñez, Matías Cabrera y Jadson Viera.

Con otros futbolistas (Adrián Romero, Vicente Sánchez y Juan Manuel Díaz) se está hablando para rescindir los contratos o acordar una disminución de sueldos.

La transferencia de Gonzalo Bueno le puede permitir un despegue económico al club, pero no es concreta. Además, no se perciben juveniles que puedan brindar un desahogo inmediato. “No hay  jugadores como Bueno o Rolín, que ya en Quinta veías que eran muy buenos”, expresó un directivo. 

Junior por Abreu

Después de las dos reuniones de directiva (la próxima será el miércoles 26) quedó claro que el técnico pretende un zaguero rápido, un centrodelantero y un enganche. Los nombres: Mauricio Victorino, Sebastián Abreu y Fabián Canobbio. Los dos primeros no son fáciles de negociar porque tienen contrato. El jueves surgió en Colombia que Junior está interesado por Abreu y que fue recomendado por Sebastián Viera. Botafogo, club del Loco, no está bien económicamente y busca recursos para pagar los salarios.


Populares de la sección

Comentarios