Seguridad de Peñarol en el ojo de la tormenta

A pocos días del clásico la directiva analizó el procesamiento de dos miembros de mantener el orden en las tribunas

Cuando el fútbol uruguayo se apresta a jugar el primer clásico sin policías en las tribunas, la directiva de Peñarol fue informada sobre el procesamiento de dos integrantes de la seguridad del club por participar en actos delictivos.

El presidente de la Comisión de Seguridad de Peñarol, Julio Luis Sanguinetti, informó a los dirigentes sobre el tema.

Uno de los dos procesados tiene varios antecedentes penales y estuvo involucrado en los homicidios de los jóvenes hinchas de Aguada, Rodrigo Núñez y Rodrigo Barrios, en el año 2009. El hombre había sido procesado por riña con resultado de muerte.

Según informa en su portal Teledoce, "tras una serie de indagatorias y vigilancias, se logró ingresar a dos casas y detener a tres personas; dos de ellas están vinculadas con la seguridad el Club Atlético Peñarol. (...) Entre lo incautado por la Policía se lograron llevar de una vivienda siete armas de calibre pesado así como chalecos antibala".

En diálogo con Referí el presidente de la Comisión de Seguridad de Peñarol, Julio Luis Sanguinetti, dijo que los dos procesados no son empleados del club sino colaboradores que trabajan una empresa de seguridad.

Damiani dijo que a ambas personas se les aplicó el código interno el club que señala que ambos serán expulsados.

El delegado Jorge Barrera señaló sobre el tema en Sport 890: "No se trata de personas como se dijo que eran referentes. Lo que Julio Luis (Sanguinetti) nos informó a todos es que se va a aplicar frente a ellos las medidas disciplinarias que establece el club sobre quienes son procesados. Va a haber una sanción".

El 12 de mayo de 2015 El Observador informó que de los 23 seguridad de Peñarol, 10 tienen antecedentes penales.


Populares de la sección