Segundo objetivo para el bolso: la tabla Anual

Nacional, que ganó el Apertura con claridad, venció 1-0 a Fénix con gol de Iván Alonso y a cuatro fechas del final del Clausura se quedó con el puntaje global

Cuando  faltan cuatro fechas para el final del Clausura Nacional ganó la tabla Anual. Por destrozo. En otros tiempos el tricolor hubiera festejado el título de campeón Uruguayo, pero en estas épocas modernas, a pesar de haber ganado el Apertura con 10 puntos de ventaja y la Anual con por lo menos 13 de distancia, debe esperar al final del Clausura para saber si se queda con todo o define la temporada con ventaja deportiva. 

Con el triunfo de ayer 1 a 0 frente a Fénix, Nacional también se clasificó a la fase de grupos de la Copa Libertadores 2016. Lo único que lo puede dejar afuera de esta instancia es que no gane el Uruguayo y que Wanderers sea  campeón de América. Una utopía. Será la vigésima participación consecutiva en el torneo más importante del continente. 

Nacional, este Nacional de Álvaro Gutiérrez criticado muchas veces por su sistema de juego especulativo, que perdió cuatro de los primeros siete partidos del Clausura, obtuvo dos de los objetivos del año con números que asombran. Y ahora, con cuatro victorias al hilo y con un partido más, se colocó a tres puntos del líder Danubio y a uno de Peñarol y River Plate. Con el clásico por jugarse. 

Contra Fénix no fue un gran desempeño de Nacional. Empezó torcido porque a los cuatro minutos se lesionó Gustavo Munúa y lo tuvo que reemplazar Jorge Bava. Todos en el Parque Central recordaron de inmediato que dentro de 15 días se juega el clásico. ¿Llegará Munúa? 

El golero y capitán tricolor se dobló la rodilla derecha al trancar con Federico Puppo cuando  salió del área a despejar una pelota que le entregó corta Gonzalo Porras. 

Después conquistó el gol por intermedio de un penal ejecutado por Iván Alonso, quien llegó a 20 goles en el Uruguayo y a 45 con la camiseta tricolor, igualando el récord de Sebastián Abreu con la misma casaca.

La falta penal se la cometió Maximiliano Perg a Leandro Barcia. Una clara infracción después que el delantero controlara el balón y ubicara el cuerpo para fusilar a Luis Mejía. Era penal y roja, pero el árbitro Jonathan Fuentes, en su primer error de la tarde, no expulsó al zaguero albivioleta. En el segundo tiempo el juez debió expulsar a Facundo Boné por una descomunal plancha contra el tobillo de Santiago Romero. 

Ese gol de Alonso, las corridas de Barcia y los momentos de inspiración de Gastón Pereiro le alcanzaron a Nacional para jugar mejor que su rival en el primer tiempo. El juvenil, que disputó su último partido del torneo porque se irá a jugar el mundial sub 20, continuó con el concierto en los primeros minutos del complemento. 

Un tiro libre que reventó el travesaño, un cabezazo y un enganche en el área que casi termina en gol, fueron sus demostraciones de jerarquía con la pelota. Los hinchas que soportaron la lluvia del comienzo y ahora disfrutaban del sol, le sacaron punta al duelo que se viene: “Ya nos falta menos, preparate carbonero...”, cantaron. 

Fénix fue Martín Ligüera. La clase del 10 le dio cierta incertidumbre al resultado final. La pegada de pelota quieta inquietó un par de veces a Bava, y la repentización para ver al golero adelantado y tirársela por arriba desde lejos, fueron las dificultades que encontró Nacional. 

El tricolor tuvo unos minutos de desconcierto cuando el técnico rearmó el mediocampo con la inclusión de Jorge Fucile como volante. Pero fue pasajero. 

Al final consiguió los tres puntos que necesitaba para quedarse con la Anual y ahora espera el clásico con una gran sonrisa. 


Populares de la sección

Comentarios